martes, marzo 22, 2016

MATRIMONIO GAY VS. UNIÓN DE HECHO EN ECUADOR




Legalizar la unión de hecho no afianza a que la inclusión en la sociedad sea totalmente valorada,
las personas LGBTI siguen siendo excluidas, incluso en conjunto de la creación de una comunidad
solo para ellos.

Asamblea Nacional Constituyente del Ecuador aprobó el 21 de abril del 2014 el estado civil a las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, con la garantía de acceso a todos los derechos del
matrimonio.

El artículo 67 del Código Civil afirmaba que una unión de hecho es una relación “estable y monogámica de un hombre y una mujer libres del vínculo matrimonial”, por lo que, se reforma los
términos hombre y mujer, por personas. Sin embargo, el goce de derechos no incluye la adopción.

Desde la reforma del Código Civil el Registro Civil contabilizó sólo 107 uniones de hecho entre
personas del mismo sexo frente a 759 uniones de hombres con mujeres, debido a que la Unión de
Hecho se legaliza siempre y cuando la pareja compruebe al menos dos años de convivencia.

Sin embargo, Rosemary Cedeño lesbiana de 21 años dice, “la legalización del matrimonio homosexual es un negocio que sirve como excusa para poner a los homosexual dentro de
una sociedad excluyente, porque al nominarnos a través de la institución legal nos establecen limitaciones, y estamos en función al poder”.

Rosemary vive con su novia hace cuatro años y no necesitan legalizar su unión de hecho, sin embargo, el rechazo de la sociedad es inevitable, así que la solución afirma no es la
legislación sino la inclusión LGBTI.

Personas LGBTI afirman que la legislación del matrimonio es una forma de representar la categorización y exclusión de la sociedad, mas no tratar a las personas como seres humanos.

Juan Pablo Vega, gay de 29 años, afirma “desde la legislación de la unión de hecho ni siquiera el
50% de los homosexuales se han registrado, porque la solución no es categorizarnos sino que nos
acepten, no solo que nos nominen para vincularnos como personas normales”.

Sin embargo, German Ríos, gay de 32 años afirma que “la legislación de la unión de hecho permite que los homosexuales gocemos de derechos, aunque todavía tenemos que probar que vivimos juntos por lo menos dos años”.

Además, Juan Pablo Vega, afirma “el matrimonio es un negocio, porque son miles de dólares que
ingresan a las arcas de los registros civiles; luego, muchos recién casados pagan más plata por celebrar el compromiso. Es plata gastada y se necesita de personas que despilfarren su dinero, por esa razon el Estado quiere ahora hablar de igualdad de genero, porque le hace falta dinero y
no tiene como robarlo”.


FUENTE: PERIÓDICO UNIVERSITARIO “UNIDOS”
Información sin exclusión
Responsables: Soledad Dueñas, Jessica Piarpuezan, Karla Palacios.



ACLARACIÓN: En los actuales momentos  ya no es necesario  declarar que las personas que desean realizar una unión de hecho hayan convivido dos años juntos. No existe tiempo límite. 

Cuando se firma un contrato de una  unión de hecho inmediatamente se adquieren  todos los deberes y obligaciones que un matrimonio civil demanda en Ecuador. Lo único que no se puede es adoptar,  aclarando que el hecho de adoptar, no significa que todos los padres heterosexuales sean calificados. 

El requisito principal es que los dos sean ciudadanos que estén viviendo  legalmente en Ecuador, Si son extranjeros tienen que tener una Visa de residencia y su cédula de ciudadania ecuatoriana . No se puede contraer con Visas de Turista o de Merco sur. 

Si desea mayor información o contraer una unión de hecho puede comunicarse con Francisco Guayasamin al 0986588404 o escribir a paiscanela@yahoo.espaiscanela@yahoo.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario