jueves, agosto 20, 2015

COMO ERA EL AMBIENTE GAY EN QUITO EN EL 2001

LOS PALACIOS DONDE SE ASUME LO DIVERSO


EN LA CAPITAL HAY  25 SITIOS DE CONFRATERNIDAD 
PARA LA GENTE DE LOS MOVIMIENTOS HOMOSEXUALES

Las manifestaciones de las comunidades gay y lésbica buscan un espacio social donde prime la tolerancia. Bares y Casas de autoayuda son los puntos principales.

El fuego anticipa la emoción. Dos antorchas, en el segundo piso de la casa de Larrea 550 y Riofrió, pintan de naranja el frío de una noche sabática. 


Allí queda el Bar Dionisios. Su puerta de vidrios y madera se abre unos centímetros y deja escapar bruma y los acordes de “María”, en la guitarra de Carlos Santana. Esa es la señal. Los taxis se parquean frente al sitio y de sus cabinas descienden parejas en pantalón y camisas de gabardina de vistosos colores. Tras ellos queda una fuerte estela con aroma de pino.


“Yo soy un hombre porque soy persona y amo a un hombre”, dice uno de los convocados a la fiesta, mientras  empuña la mano de su compañero (sus nombres se omiten por pedido expreso). Pocos son quienes asisten solos a la casa, como sucede con “El abogado” está arrimado a la barra del bar con un cuba libre en la mano. El vaso, humedecido por el sopor del ambiente, destila gotas que resbalan por su muñeca. El destello de un flash choca contra este rocío y genera una intermitencia peculiar.

Otro asistente a la barra, vestido de azul, se distrae por la señal y abandona las explicaciones que hacía sobre el empapelado del sitio: “imágenes eróticas en  la Grecia clásica, el ideal de la belleza, el misterio  de lo andrógino, el placer en la filosofía cínica”.



De pronto, los 2 entrelazan sus manos y brincan al escenario. “Así se quiebra la cadera, mi muchacho”, dice “El abogado” antes de iniciar su baile al ritmo de los merengueros Proyecto Uno”… y a la pista me la fui a llevar, hum – hum, yeha – heah, hum – hum…”. 


Cesa la música y llegan los aplausos. Hay sonrisas en muchos rostros, velados por luces rojas. Se anuncia un “show de strippers”. Cuatro muchachos “vaqueros” se despojan de sus prendas con “Genio en la botella”, de Cristina Aguilera. Sus piernas morenas y aceitadas se encorvan frente a las narices de los convocados. Uno de ellos alza su mano y recorre el muslo del “stripper Pablo” (“digo Pablo para que mi novia no se entere de este oficio” comenta). Se van los “vaqueros y a la pista llegan los Drag Queens, el grupo que ofrece el acto más aplaudido de las noches de Dionisios: una sesión de travestismo y mímica con temas de Madonna. El sudor hace que sus maquillajes se corran, porque ya es domingo.






BARES , DISCOS Y SAUNAS

Dionisios no es el único lugar de encuentro gay. En Quito existen otros 24 establecimientos con este perfil, con un abanico de actividades que van desde los restaurantes discretos hasta las discotecas subidas de tono.

Entre los primeros se pueden anotar   el bar Ana María, un lugar recatado donde se puede charlar, tomar unos tragos o bailar en la más absoluta intimidad.
Sitios más animados son las discotecas. El hueco o rusa, hasta donde  acuden gays de todo tipo, burócratas de leva y corbata, empleados bancarios, estilistas y peluqueros, muy pocos travestís. 
Estos, en cambio, son adictos al Spartacus o Sol, discotecas más permeables en cuanto a la selección de las personas y la música.
Pero la comunidad homosexual no solo tiene bares y discotecas para su distracción; también hay dos locales sauna. 


CUATRO INSTITUCIONES GAY.
La población: Según estudios de la Fedaeps, se estima que el 10 por ciento de la población ecuatoriana integra a gays, lesbianas y otras identidades.

La ayuda: En  la capital hay cuatro instituciones. Fundación Equidad y Grupo Alfil; Fundación Vivir que ayuda a enfermos de Sida, Fedaeps, La Línea, consultas telefónicas sobre sexualidad y Sida. Alcohólicos Anónimos paraGays y Lesbianas, Fundación Ecuatoriana de Minorías Sexuales (Femis)

Los medios de información. 

El movimiento homosexual del país tiene u boletín bimensual: “Conexión G y L”. En él que hay información sobre salud, cultura, derechos y locales de distracción. 



                                         También hay una página web wwww.quitogay.net  

Tomado de “El Comercio”- Domingo 1 de Abril del 2001 / Sección C 8 – Vida 01