domingo, octubre 11, 2015

QUITO, MI CUIDAD FRANCISCANA Y PACATA

Quito mi ciudad franciscana y pacata,
de falda larga de paño
con ligeros de encaje y entrañas de fuego,
con un guagua a cuestas y héroes muertos por amantes…
Que te pones gafas oscuras, 
para no mirar tus harapos de mendigos; 
eres quisquillosa con los que son diferentes
y tratas de chagras a los que vienen de afuera.




Tu, la ciudad de chullas de frac y carishinas de alta sociedad,
que no permite que sus hombres se volteen; 
ni tocar la cara de otro hombre con sensualidad,
pensando el que dirá la sociedad…

Quito, nombre de chico cuando te conviene,
para ser amante de un Ruco Pichincha,
re recuestas y prendes tu cuerpo de luces,
te entregas en la oscuridad y te abres de nalgas para ser poseído por el Ruco
y miles de personas se convierten en esperma que deambulan por tus entrañas; 
y es por eso que una vez al año te vistes de viuda,
con ganas de cobrar caridad al que quiera pasar por tus calles…
Te tuerces, te afeminas y echas plumas toda la noche,

tratando de provocar a otros hombres que pasan por ahí,

pero cuando el calor de la ceniza se termina 
y la basura invade tus calles como vomito,
abres tus ojos llenos de culpa,
pero la resaca no duele la cabeza,
sin el alma al recordar.

Tu alma llena esta de chuchaqui moral, 
por haber permitido que tus hombres se travistan 
y terminen empapados de perfume barato 
y saliva ajena de un buen amigo, casi hermano, casi amante…
Quieres otro trago, para entrar en transe y olvidarte de ti,
pero ya no es lo mismo, 
el sol ha matado la magia de tu vestido negro de noche.
Limpias tus culpas en la misa del Divino Niño,

vuelves a ser la curuchupa, la franciscana…

tu cuerpo recostado ha crecido de norte a su sur,
has parido nuevos barrios, 
ya no eres la niña que estaba limitada por quebradas,
has empezado a engordar,
te ensanchas día a día,
estás a punto de reventar,
tus débiles calles como arterias ya no soporta más…
por más que te maquilles,
no lo puedes negar,
los años se reflejan en tus esquinas vacías, 
¿Dónde están los niños que jugando con canicas de cristal y trompos de guayacán;
ya no escuchas a los jóvenes bohemios y serenatas quiteñas?...
Pero dentro de tus entrañas fluye sangre nueva que te mira de otra manera;
Quito la liberal, la de la diversidad, la pluricultural, la comelona, la sexual, 

la religiosa, la artesana, la que se quiere recuperar del olvido, 

la que no tiene miedo a mirar de su dualidad, 
despierta Quito fumador pasivo, 
jóvenes valles te rodean y te desean 
“porque gallina vieja da buen caldo”, 
tu antigüedad te da un aire de sabiduría ancestral; 
mírate puedes avanzar, quiero que mis sobrinos 
y sus hijos te conozcan no como la antes, sino la que puede mejorar, 
la que supera sus traumas egoístas, 
sus tabúes sexuales, 
sus medios y  homofobias.


Daniel Moreno
Tomado del libro KITUS DRAG QUEEN 

miércoles, septiembre 16, 2015

GAYS EN LA TV ECUATORIANA



Recuerdo hace meses en el extinto programa “Fucsia TV” de Teleamazonas, Roberto Begué en un arranque de sinceridad homofóbica, en el intermedio de una entrevista me dijo medio enojado: “Lo preocupante es que los HOMOSEXUALES están ahora en todas partes de la televisión”.

¡NOTICIA! Que yo sepa, hemos sido los obreros de la TV nacional, desde maquillistas a productores pasando por presentadores y periodistas; hemos estado ahí, y SEGUIREMOS ESTÁNDOLO, porque nos hemos ganado el puesto con esfuerzo y creatividad (no faltaba más)…

Ahora no sé si por el ambiente de “ficción” en que se vive en los canales de televisión, se ha producido cierta permisividad INTERNA en las empresas y los más “obvios” (han aprovechado el pánico) y salido esporádicamente del “clóset”.

¡Pero al aire, la cosa cambia! Es ahí donde radica el enojo de  Begué;
…¿Cómo se puede permitir en la TV, especialmente de Guayaquil, que los gays sean imagen de pantalla?

- ¿Estamos ganando espacios en las comunicaciones?
- Sí y No

Creo que la lógica machista con que se maneja la producción de la televisión nacional, aunque la maneje un gay o lesbiana, solo tiene un norte y se llama rating de sintonía, y si eso significa arrollar o encasillar la identidad de una comunidad, eso NO IMPORTA…. ¡VIVA EL RATING!
Así que de repente nos pusimos de moda y la TV sacó al escaparate el “morbo” y el escándalo con el que se nos presenta, porque sencillamente eso vende.   Pasamos del estereotipo de problemáticos como me lo dijo Marian Sabaté en un Talk Show, al de chismosos.

Así un enjambre de “chismógrafos” ha comenzado a formar las  “cortes de las divas” de turno de la TV, para ser lamentablemente el trabajo sucio de la información, esto es el de  comadres.

– Así mismo,  ¿Estamos sacando a flote lo peor de nuestra identidad como gays?
Sí eso es así, ¿De qué nos sirve como  comunidad  tener gays en la pantalla?
Y para colmo, algunos de ellos, pretendiendo pasar por “héteros”.
Usted tiene la respuesta…

Oscar Ugarte


Publicado en la Revista País Canela: La Vida Gay en Ecuador 2005

jueves, agosto 20, 2015

COMO ERA EL AMBIENTE GAY EN QUITO EN EL 2001

LOS PALACIOS DONDE SE ASUME LO DIVERSO


EN LA CAPITAL HAY  25 SITIOS DE CONFRATERNIDAD 
PARA LA GENTE DE LOS MOVIMIENTOS HOMOSEXUALES

Las manifestaciones de las comunidades gay y lésbica buscan un espacio social donde prime la tolerancia. Bares y Casas de autoayuda son los puntos principales.

El fuego anticipa la emoción. Dos antorchas, en el segundo piso de la casa de Larrea 550 y Riofrió, pintan de naranja el frío de una noche sabática. 


Allí queda el Bar Dionisios. Su puerta de vidrios y madera se abre unos centímetros y deja escapar bruma y los acordes de “María”, en la guitarra de Carlos Santana. Esa es la señal. Los taxis se parquean frente al sitio y de sus cabinas descienden parejas en pantalón y camisas de gabardina de vistosos colores. Tras ellos queda una fuerte estela con aroma de pino.


“Yo soy un hombre porque soy persona y amo a un hombre”, dice uno de los convocados a la fiesta, mientras  empuña la mano de su compañero (sus nombres se omiten por pedido expreso). Pocos son quienes asisten solos a la casa, como sucede con “El abogado” está arrimado a la barra del bar con un cuba libre en la mano. El vaso, humedecido por el sopor del ambiente, destila gotas que resbalan por su muñeca. El destello de un flash choca contra este rocío y genera una intermitencia peculiar.

Otro asistente a la barra, vestido de azul, se distrae por la señal y abandona las explicaciones que hacía sobre el empapelado del sitio: “imágenes eróticas en  la Grecia clásica, el ideal de la belleza, el misterio  de lo andrógino, el placer en la filosofía cínica”.



De pronto, los 2 entrelazan sus manos y brincan al escenario. “Así se quiebra la cadera, mi muchacho”, dice “El abogado” antes de iniciar su baile al ritmo de los merengueros Proyecto Uno”… y a la pista me la fui a llevar, hum – hum, yeha – heah, hum – hum…”. 


Cesa la música y llegan los aplausos. Hay sonrisas en muchos rostros, velados por luces rojas. Se anuncia un “show de strippers”. Cuatro muchachos “vaqueros” se despojan de sus prendas con “Genio en la botella”, de Cristina Aguilera. Sus piernas morenas y aceitadas se encorvan frente a las narices de los convocados. Uno de ellos alza su mano y recorre el muslo del “stripper Pablo” (“digo Pablo para que mi novia no se entere de este oficio” comenta). Se van los “vaqueros y a la pista llegan los Drag Queens, el grupo que ofrece el acto más aplaudido de las noches de Dionisios: una sesión de travestismo y mímica con temas de Madonna. El sudor hace que sus maquillajes se corran, porque ya es domingo.






BARES , DISCOS Y SAUNAS

Dionisios no es el único lugar de encuentro gay. En Quito existen otros 24 establecimientos con este perfil, con un abanico de actividades que van desde los restaurantes discretos hasta las discotecas subidas de tono.

Entre los primeros se pueden anotar   el bar Ana María, un lugar recatado donde se puede charlar, tomar unos tragos o bailar en la más absoluta intimidad.
Sitios más animados son las discotecas. El hueco o rusa, hasta donde  acuden gays de todo tipo, burócratas de leva y corbata, empleados bancarios, estilistas y peluqueros, muy pocos travestís. 
Estos, en cambio, son adictos al Spartacus o Sol, discotecas más permeables en cuanto a la selección de las personas y la música.
Pero la comunidad homosexual no solo tiene bares y discotecas para su distracción; también hay dos locales sauna. 


CUATRO INSTITUCIONES GAY.
La población: Según estudios de la Fedaeps, se estima que el 10 por ciento de la población ecuatoriana integra a gays, lesbianas y otras identidades.

La ayuda: En  la capital hay cuatro instituciones. Fundación Equidad y Grupo Alfil; Fundación Vivir que ayuda a enfermos de Sida, Fedaeps, La Línea, consultas telefónicas sobre sexualidad y Sida. Alcohólicos Anónimos paraGays y Lesbianas, Fundación Ecuatoriana de Minorías Sexuales (Femis)

Los medios de información. 

El movimiento homosexual del país tiene u boletín bimensual: “Conexión G y L”. En él que hay información sobre salud, cultura, derechos y locales de distracción. 



                                         También hay una página web wwww.quitogay.net  

Tomado de “El Comercio”- Domingo 1 de Abril del 2001 / Sección C 8 – Vida 01


martes, febrero 17, 2015

¿EN QUÉ CLASE DE MANOS ESTA EL ACTIVISMO GLBT Y EN VIH SIDA EN ECUADOR?

Si analizamos fríamente esta investigación nos daremos cuenta el perfil de las personas que dirigen fundaciones GLBT, o Ongs en VIH SIDA en Ecuador.

Gente que no tiene ningún remordimiento en robar, mentir, en hacer daño a los demás con tal de obtener sus egoístas objetivos.  Se presentan como los grandes salvadores y los que hacen historia .

Gente que incluso como líderes en VIH  no tienen ni el más mínimo problema en transmitir sus infecciones de transmisión sexual a otros.

Gente que incluso para tapar todas estas barbaries y maldades que han hecho socapados por todos los que reciben financiamiento para sus causas , ponen como veedor en VIH SIDA en Ecuador y hasta como representante de los GLBT para   Quito Honesto , a un ser que roba por droga ( crack) , y que tiene todas las características mencionadas en esta investigación.

Analicen este vídeo  para que vean en qué clase de manos están los líderazgos en cuanto a activismo GLBT y VIH SIDA en Ecuador.  Saquen ustedes mismo sus conclusiones.



http://youtu.be/kiEJ5NdRtDY

lunes, enero 05, 2015

EL DIA EN EL QUE MEDIO ECUADOR SALE DEL CLOSET

Estoy absolutamente a favor de que cualquier persona exprese libremente sus gustos e intereses sexuales, sin que sea discriminada por eso. Voy más allá: creo que lo gay ni siquiera debería ser un tema polémico o conflictivo. Un gay debería poder casarse, adoptar un hijo y en general tener los mismos derechos que cualquier heterosexual. Aclarado entonces lo de rigor, no me parece que la costumbre de las viudas en año nuevo sirva para que un altísimo porcentaje de hombres salgan del clóset una vez al año para luego volverse a esconder en él. Y esto va mucho más allá de ver hombres vestidos de mujer en cada calle.
Un hombre puede vestirse de mujer e interpretar su papel. Lo hemos visto en la televisión, en el teatro, en el cine. Pero un hombre que se viste de mujer el 31 de diciembre y sale a la calle para menear su trasero contra el pene de cientos de transeúntes, lamer los cuellos de sus amigos y sobar su cuerpo contra el de otros varones, no está interpretando a una mujer. Luego de observar este comportamiento por años y ser víctima continua del acoso sexual por parte de estos sujetos, estoy convencido que “las viudas” no son más que hombres reprimidos incapaces de salir del clóset. 364 días al año, estos personajes reprimen sus deseos. Acumulan frustraciones. No hallan espacios para explorar su sexualidad. Sufren. El día 365, la escusa es vestirse de mujer. El objetivo es aprovechar la ocasión y lambonearse con los de su mismo género. Y vaya que pierden la cabeza.
Ecuador-sale-del-closet-2
Los que transitamos por la calle sin ánimo de molestar a nadie debemos soportar los delirios de estos varones reprimidos que, además, se molestan si no les pasas una moneda a cambio de que te hayan metido la mano en el calzoncillo. “Mi viejo, mi viejo… ayyy, mi viejo”. No me jodan. Una cosa son las tradiciones populares, otra el placer de andar asaltando sexualmente a la gente por la calle. Si un hombre se le acerca a una mujer en fingido lloriqueo con la intención de tocarle las tetas, estaría procesado por acoso sexual y muy probablemente terminaría en la cárcel. ¿Por qué entonces está bien visto —o debe ser tolerable— si se hace de varón a varón?
Ilustracion: Gabriela Racines
Fuente: http://www.revistasoho.com.ec/revistasohoecuador/?p=2272


Seguro, estimado lector, sabe de lo que hablo. Va mi primer consejo: a pesar de lo insoportable de la situación, es preferible no reaccionar. Eso cambia la situación de humillación pública a peligro de muerte. Me explico:
Caminas tranquilo y ves una viuda venir. Miras hacia atrás: dos viudas más te cercan el paso. Puta madre, dices. Te metes la mano al bolsillo: no traes monedas. La viuda frente a ti está a un paso y lloriquea: “cuánto dolor, ay, mi viejo, mi viejo…”. Acaricia tu rostro, tu espalda, tus hombros. Tratas de apartarlo. Todo bien, pana, le dices. Voy a mi casa, déjame pasar. La viuda te suelta y te muestra las tetas falsas, las nalgas falsas, te saca la lengua como si te ofreciera un blow job. “Una monedita para mi viejo… una monedita para mi viejo…”. No, pana, no tengo. Para ese momento, las otras dos viudas ya están sobando su trasero contra el tuyo. Haces un esfuerzo final: pana, déjame pasar. El ritual se repite. La viuda te cerca el paso. Entonces empujas a la viuda de mierda y se arrastra por el pavimento. El globo, que fungía de nalga derecha, estalla. Corres. Tres viudas te persiguen por la calle y no sabes si cuando te atrapen te van a violar, a quitar el dinero o te van a reventar como “varones”. Probablemente todas las anteriores.
Acá mi segundo consejo: si el encuentro con las viudas es inevitable, tenga monedas a mano. Por experiencia, he aprendido a no circular por calles de viudas el 31. Si se trata de algo estrictamente necesario, llevo monedas y me aguanto un par de sobadas, ya que responder el acoso con violencia termina ineludiblemente con una horda de viudas sexualmente frustradas persiguiéndote. Eso no puede terminar en final feliz.
Sería feliz si, el 31 de diciembre, todas las viudas se encerraran en un galpón local, con mucha música y aguardiente. Ahí finalmente descargarían todas sus frustraciones con gente que pasa por lo mismo. Después de eso, la luz del nuevo año, todo volvería a la normalidad. Las viudas volverían al clóset hasta que se les presentara una nueva oportunidad. Y no habría remordimientos porque sería dicho popular que “lo que pasa en el galpón, se queda en el galpón”.
Por: Carlos Andres Vera