martes, diciembre 21, 2010

LA FARSA DE PRESENTAR A LOS HOMOSEXUALES COMO ENEMIGOS DE LA FAMILIA TRADICIONAL EN ECUADOR



Es deprimente, indignante, insoportable y desalentador es tener que vivir no solo en un país, una sociedad, sino además un mundo entero que nos cierra las puertas, no nos escucha, nos ignora por entero, y lo que es peor nos ridiculiza o nos pone como los "malos de la película" en sus producciones televisivas o en el cine. Esto hace que nosotras nos predispongamos en nuestra propia contra en muchos casos, negándonos a vivir nuestra realidad por la que se ha "luchado" por parte de lideres de movimientos representantes nuestros, que dicho sea de paso, cuando ellos han tratado de tener presencia en alguna entidad como corte judicial y mucho peor en la política, las mafias oscuras de ese sector los han sacado con algún ardid con el fin de quitarnos presencia.


A veces se ha caído en cosas como lo que ocurre en la India actualmente en la que homosexuales (varones) se casan con lesbianas con el fin de "cubrirse mutuamente" y así mantener su vida aparentemente normal ya que su sociedad es mucho mas cerrada y tradicional que la nuestra, además de que la sodomía esta tipificada como delito en el Código Penal Hindú, lo que a la larga termina en un desastre ya que la violencia domestica se vuelve el pan de cada día, con desenlaces fatales la mayoría de veces.


En otros casos, muchas personas han recurrido a migrar para poder así lejos de la familia y en un país como en U.S.A o la Unión Europea, donde la legislación ha cambiado para dar cierta protección jurídica a la comunidad GLBT, para que el imigrante pueda desarrollar su vida sin tapujos.


Los conocidos casos del solterón/solterona, "desafortunados en el amor" viven una vida tan triste como las víctimas de los casos anteriores, porque escogen vivir a escondidas, para evitar los despidos intempestivos, las burlas en la calle, el desprecio y desden de los "amigos" incluso de familiares, las agresiones de sus vecinos o de grupos de limpieza homófobos "cabezas rapadas", e incluso el secuestro para "curarlos" de su orientación sexual, o incluso el chantaje de individuos inescrupulosos, viviendo el infierno de callar, de no poder sentirse bien consigo mismo, mintiéndose a si mismo y al mundo, fingiendo para cubrir las apariencias.


Aun así en los últimos años gracias a organizaciones como País Canela o OEML, estamos empezando un fenómeno similar al que ocurre en Chile y Argentina, donde la lucha por reivindicar nuestra existencia de una forma tangible en la sociedad ecuatoriana lentamente se torna realidad a pesar de las "zancadillas" políticas y sociales.


Considero actualmente de vital importancia nuestra participación en la búsqueda de solución de problemas graves como la crisis financiera, el alarmante ascenso del desempleo, la migración ilegal, la corrupción y otras problemáticas ya conocidas, se vuelve fundamental hoy día. No solo debemos preocuparnos por exigir y hacer que la ley este a nuestro favor haciendo cumplir las leyes existentes y poniendo proyectos y leyes nuevas que nos amparen en otros ámbitos de la vida cotidiana, sino que debemos enfrentar la realidad del país, es nuestro deber como ciudadanos que vivimos en un país democrático, al que amamos y que algunos no pensamos dejar por muy duras que sean las cosas, no solo la lucha por el desarrollo económico sino en el avance de la idiosincracia de nuestra población.


A favor del respeto mutuo y el enfoque al desarrollo de la nación. No es retrasar más nuestra lucha por la reinvindicación y respeto merecido en nuestra sociedad, sino dar atención emergente a problemas que matán a nuestra nación.


Yo en lo personal, también vivo un infierno similar al de muchas mujeres lesbianas en Ecuador, muchas vivimos esa realidad en carne viva, pero ya es tiempo de exigir no solo para nosotras, sino para el país.


Personalmente yo como mujer adulta, he entendido que hoy tengo derecho a una vida digna, mis padres no saben que soy lesbiana, pero si debo enfrentarlo lo haré, aunque el mundo se venga encima, yo no me meto en la vida ajena, yo respeto, y exijo el respeto que doy, pues me protege la constitución y los Derechos Humanos aunque nada de ello es respetado, hago mi trabajo a conciencia y trato de ayudar a sociedad.

¿Qué podemos hacer cada uno para lograr nuestro objetivo? Esa respuesta es de cada uno, personalmente yo estoy obligada a dar la cara a mi realidad, tengo fe en que si hoy empezamos a luchar por mejorar las cosas, las futuras generaciones se beneficiaran de nuestra lucha.

Vicky

vicky_mmiv@yahoo.com.ar
Organización Ecuatoriana de Mujeres Lesbianas




Mentiras del supuesto Pastor Zabala en contra de los GLBT en Ecuador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario