domingo, enero 12, 2014

RELACIONES TOXICAS ENTRE PAREJAS GAYS



                   RELACIONES TOXICAS POR MIEDO A QUEDARSE SOLO.

¿Por qué aun sabiendo que nos encontramos en medio de una INESTABLE
seguimos metidos en ella?
 ¿Por qué nos laceramos el corazón, inclusive llegando a tener  ganas de morirnos tan solo en pensar de que vamos a terminar con nuestra pareja?
¿Por qué no nos  separamos de aquella persona que no muestra amor ni respeto hacia nosotros?
¿Por qué  nos aferramos a nuestras parejas a pesar de que obran  mal?
¿Por qué  lloramos cuando nos dejan?
Por qué  permitimos que abusen?
¿Por qué  nos comemos nuestro propio orgullo y permitimos que nos encarcelen en un juego de amor dañino?
Y después de todo esto - ¿Por qué  permitimos que pisoteen nuestros principios, nuestra integridad y hasta nuestra dignidad?
¿Acaso confundimos al amor con la compañía?
Aguantamos todo tipo de maltrato, infidelidades y hasta humillaciones solo por  el miedo a quedarnos solos.
Últimamente,  tanto hablan del matrimonio gay como derecho,  pero  no hablan de una cruda realidad,  gran parte de hombres gay tan solo están juntos no porque realmente quieran ser pareja o se amen, sino porque tienen un terror profundo a quedarse solos.  

De esta cruda realidad, nadie de los que hablan sobre el tema del matrimonio homosexual quieren sincerarse. Por más que estemos en bailes,  farras, discotecas, saunas, chats, cybers sexo  a la final, si no te sabes amar y respetar a ti mismo,  te quedas solo, sumamente solo.
A veces por miedo al cambio, nos aferramos al lema “Es mejor malo conocido que bueno por conocer” aunque a  veces el que viene  puede llegar a ser  mejor  que el anterior, pero nos negamos a arriesgarnos.
La vida del gay que mantiene relaciones tóxicas llega a ser un torbellino de emociones confusas,  no saben qué mismo es lo que desean para sus vidas.  Confundir el hecho de ser gay, significa estar cerrado en un getto siendo promiscuo, infiel, teniendo parejas abiertas , pero a la final, la cruda realidad es descubrir que en este ambiente  hay personas que no aman ni se aman a sí mismo peor podrán amar a otros.
A la final, muchos están claros de sus errores, pero no desean cambiar, justamente por miedo, conformismo o apatía, pero  la vida, quieras o no,  tarde o temprano te pasa factura.  Aunque descubras que  las deudas son tantas, que no tenemos con qué pagar. Algunos ya lo han pagado con enfermedades graves, crónicas y hasta  con su propia muerte causada por sus acciones de vivir en excesos (alcohol, droga y sexo).
Aunque duela querer tanto a alguien que no vale la pena, uno tiene que valorase y quererse a sí mismo. La vida continúa.
Las decisiones se tienen que tomar pensando en lo que creemos que es lo mejor para nuestras emociones, nuestra salud mental y corporal.

 ¡Librémonos de lo que nos deja avanzar!

Hay  que  hacer a un lado todo lo que nos  lastima.
 

 ESO ES LO QUE PIENSO HACER y aunque mañana llegara el pensamiento del arrepentimiento y las lágrimas llenaran mis pupilas estaré con la disposición de que empezar de nuevo, y sin pareja, sea  lo mejor para mi bienestar......."

lunes, enero 06, 2014

EL TIRE Y JALA DE LAS ORGANIZACIONES GLBT o LGBT o TLGB o GLBTTT


Las dudas sobre unasupuesta  reunión "histórica"
 
Si en verdad Santiago y Fernando no fueron por otros compromisos y no porque los vetaron, han cometido un error: hubiera sido clave que vayan, y que expliquen al mandatario por qué en los otros países de la región -como el Uruguay del sabio y manso presidente José Mujica- se ha implementado el matrimonio igualitario en lugar de la unión civil.
 
 

El anuncio, desbordante de entusiasmo, lo hizo una organización fundamentalmente de transexuales o, más propiamente travestis, de Guayaquil que se ha autodenominado la vocera del inexistente movimento gay ecuatoriano.

Su principal activista, Diane Rodríguez, -ese mismo personaje al que el difunto movimiento Ruptura candidatizó sin esperanzas para dárselas de incluyente y tolerante- tras siete meses de haber pedido la audiencia, sería recibido el 13 de diciembre por el presidente Rafael Correa en el Palacio de la Gobernación del Guayas, para tratar la agenda del activismo de siglas.

Según relató en el boletín que envió a los medios, la invitación era sólo para ella, pero alcanzó a llevar una delegación de varias personas entre las que no estuvieron ni Santiago Vinces ni Fernando Saltos, los dos chicos que se quieren casar civilmente en esa ciudad.

Las versiones de este encuentro varían según quién las cuente: para Diane y su amigos/as están haciendo historia, pues el Gobierno los reconoce como los auténticos representantes de los sufridos gais del Ecuador. Según Santiago Vinces, uno de los dos integrantes de una pareja gay que intentó casarse en el Registro Civil de Guayaquil, fueron invitados a la reunión pero "no pudimos asistir por compromisos ya establecidos, estamos muy contentos con los resultados".

Para el presidente Correa, tal como acaba de comentar en la sabatina del 14 de diciembre, ha sido una reunión más, en la que hasta le han dado una placa por la "hazaña histórica". Esperemos que la expongan entre las piezas curiosas del "museo" de regalos del Palacio de Gobierno.
Pero hay que señalar algunas dudas en torno de esta "gesta":

En primer lugar, el trabalenguas de siglas que son la bandera de ciertos activistas de las minorías sexuales varía según de quién es el grupo. Si son travestis, ponen primero la T. Si son lesbianas, exigen que se escriba primero la L (¿las damas primero?). Si son gais a secas, pues primero la G.
Este trabalenguas impronunciable confundió al Presidente, quien en la sabatina no sabía cual letra del colorido acrónimo pronunciar primero.

Hay cientos, sin exagerar, de confesiones cristianas. En Estados Unidos, en cada pueblo hay un predicador protestante con su propia interpretación de la Biblia. El credo mormón es, técnicamente, una forma de cristianismo. ¿Porque todos leen la Biblia -y en esa medida son cristianos- tiene un mormón la misma agenda y las mismas creencias que un católico ultramontano? Claramente no.
Lo mismo ocurre con la diversidad sexual: ni la agenda, ni los intereses de un gay masculino, universitario o profesional, de clase media de Quito o Guayaquil, que farrea un viernes por la noche en alguna de las dos o tres discotecas gais que hay en ambas ciudades, y que son la mayor parte de la población de homosexuales del Ecuador, es de lejos la misma de un travesti de algún pueblo del interior de la Costa, ni la de algún minúsculo grupo de lesbianas obsesionadas con combatir el machismo con las mismas violencias legales que sufrieron las mujeres en su momento y cuyo gran aporte a la legislación nacional fue poner en la Constitución "la presidenta o presidente de la República".

Por ello, el trabalenguas de las siglas es un falacia. Como es una falacia que un grupo de travestis, por muy marginado y golpeado que esté, se autoproclame el interlocutor político de un movimiento gay que en el Ecuador está en pañales. Más aún si se considera que los travestis son una ínfima minoría en el total de los gais ecuatorianos.

Pruebas al canto: vaya a la marcha del Orgullo Gay en Quito y va a ver que como el 80% de los asistentes son hombres jóvenes, de aspecto masculino, al que se suman un muy pequeño contingente de lesbianas y otro todavía más pequeño de travestis.

Semejante vocería sólo perpetúa el estereotipo del homosexual afeminado, entaconado, cuyo discurso siempre pasa por temas policiales -se entiende, esa es la principal preocupación de ese colectivo- y casi nada por un proceso político.

El Presidente reiteró en la última sabatina que sigue en contra del matrimonio igualitario. Por eso, expresó su satisfacción de haberse reunido con un grupo de travestis al cual, afirmó, el tema no le importa demasiado.

Ellos le recordaron sus habituales preocupaciones: que por los tacones les descrimiman y no les dejan poner en la cédula sus nombres de mujer.

Aclaro que les acompaño en su lucha por llamarse María, Paula o Luisa, pero quienes quieren hacer de eso el tema central de sus vidas son muy pocos con relación al total de los homosexuales ecuatorianos.

La reunión "histórica" recuerda a las maniobras de siempre -que han sido muy efectivas por lo demás- para dividir a los movimientos sociales. Así como Lucio Gutiérrez creó su propio movimiento indígena para debilitar a la Conaie y este Gobierno tiene sus simpatizantes entre las comunidades indígenas amazónicas, el grupo de travestis de Diane Rodríguez, que, casualmente, no está interesado centralmente en la lucha política por el matrimonio igualitario que abanderan otros grupos, es recibido en la audiencia "histórica" mientras que el grupo que lucha por el matrimonio igualitario es cuestionado en redes sociales por algunos empleados del Estado y recibe los portazos del Registro Civil, institución laica de la patria alfarista tan cumplidora de la Constitución y las leyes de este país cristiano.

Algo de esto parece entrever Pamela Troya, quien condescendiente con el logro "histórico", escribió, sin embargo, en twitter: "no sólo queremos fotos con bandera LGBTI (la L primero, faltaba más) sino leyes y políticas públicas q nos amparen y den #igualdad".

¿Y qué dice el Presidente sobre el tema? Pues lo que dijo desde la primera vuelta electoral que ganó y mantiene con su habitual consecuencia: que con las bellas parrafadas de nuestra Constitución contra la discriminación y la unión civil basta y sobra. Pero admite que hay funcionarios, en el IESS, en las empresas privadas, en los colegios y universidades, en las notarías encargadas de hacer el papelito aquel, en muchos ámbitos, que sueltan una sonora carcajada cuando dos hombres tomados de la mano van a pedir que les reconozcan la generosa concesión del premio consuelo que los "garantistas" de Montecristi les dieron a los gais ecuatorianos en lugar del matrimonio y la adopción.

Ofreció ayudar en eso. Y yo me pregunto: ¿ayuda que se reúna con un grupo de personas que son una minoría sin ninguna representatividad en el colectivo homosexual ecuatoriano? ¿Ayuda que conceda el nivel de interlocutores políticos a personas cuya conducta sólo perpetúa los estereotipos homofóbicos de nuestro país tropical? ¿A algún oficial gay de las Fuerzas Armadas le ayuda a salir del clóset con el papelito notarizado o no le dejarán ascender, puesto que para ascender en las Fuerzas Armadas, por ejemplo, hay que ser casado con mujer?

Si en verdad Santiago y Fernando no fueron por otros compromisos y no porque los vetaron, han cometido un error: hubiera sido clave que vayan, y que expliquen al mandatario por qué en los otros países de la región -como el Uruguay del sabio y manso presidente José Mujica- se ha implementado el matrimonio igualitario en lugar de la unión civil.

Otra curiosidad sobre la gesta histórica de Diane y sus amigos de Guayaquil: la reunión ocurre justo en la semana en que el alcalde Jaime Nebot pronuncia unas impresentables declaraciones homofóbicas contra alguien -a quien no mencionó directamente- en la Prefectura del Guayas, en el marco de una gresca callejera al pie de su Palacio Municipal y de la campaña electoral.
¿Será casualidad que la audiencia, pedida en mayo por Diane y sus amigos, se la dan justo la semana que van a criticar a Nebot su arcaica homofobia? Ya estamos grandecitos para creer que sí.

FERMIN VACA
fermin.vaca@planv.com.ec

Fuente: http://www.planv.com.ec/ideas/ideas/dudas-sobre-una-reunion-historica

jueves, diciembre 19, 2013

DURANTE EL DIA NOS ACUSAN Y POR LA NOCHE... NOS DESEAN EN SUS CAMAS



Crecemos con la idea de buscar la felicidad a como de lugar.  Por esa razón  nos centramos en lo que la sociedad nos dicta y buscamos el amor de pareja ideal,  un matrimonio perfecto,  la mascota cara  y un núcleo de amigos que nos envidie la supuesta vida perfecta que tenemos.

 Puertas afuera todos se casan. Hombre con mujer. Socialmente y religiosamente así debe de ser.  ¿Entonces dónde quedamos nosotros?  Los que amamos sea  hombre con hombre o mujer con mujer.

¿Por qué la sociedad nos asevera  que somos amparados por las mismas leyes?
Si fuere así, deberíamos tener la igualdad de derechos y deberes que todos los ciudadanos tienen. Sin importar sus creencias religiosas, a las cuales incluso la Constitución pide respeto.
En pocos casos somos amparados por las mismas leyes. La  verdad es que  no soñamos con  ir al altar vestidos blanco y escuchando la marcha nupcial con  un coro casi celestial
Eso  es algo más emocional o social, pero no queremos caer en el  ridículo.
En verdad lo que algunos GLBT queremos es que las leyes impuestas por el gobierno sean iguales y justas para todos.  Cada persona es libre de hacer lo que quiera debajo de sus sabanas, mientras no haga daño a terceros.

¿Por qué  el rechazo de  unos pocos hacia otros?
Para pagar impuestos, para afiliarnos obligatoriamente al IESS,  para cumplir con toda la burocracia establecida,  para elegir incluso a políticos que no valen la pena, para cumplir el servicio militar,  para hacer bulto en las campañas políticas… para eso sí  todos somos iguales, en estos casos,  sin exclusión alguna.
¿Entonces a qué  jugamos?
Estamos jugando  a tener una  doble moral, incluso en el plano del activismo. Estamos jugando a tirar la piedra y esconder  inmediatamente la mano.
Estamos jugando  a saber que una mano lava la otra y que con las dos se lava la cara.

Me preguntó - ¿Cuántos seres humanos en este mundo que aman a personas del mismo sexo, están deseando compartir el resto de sus vidas con sus seres amados en base a una unión responsable?
En vez de pensar en el amor ,  somos atacados en nombre de un Dios, sin darnos cuenta que todos somos pecadores y juzgamos la paja que hay en el ojo del otro sin ver el leño que hay en el de nosotros mismos.
Hablamos de igualdad, fraternidad y  solidaridad, pero no la tenemos.  Peormente la practicamos.
Ya es hora que dentro de nosotros mismos acabemos con la discriminación hacia cualquier tipo de ser humano.

Los GLBT  no queremos casarnos para luego divorciarnos y luego aparecer en los programas de farándula que prácticamente nos ridiculizan.
Simplemente queremos tener los mismos  beneficios que tienen los demás cuando forman cualquier clase de unión marital.  ¿Eso es mucho pedir?
Tristemente los encargados de hacer las leyes…
“Durante  el día nos acusan y en la noche nos quieren en sus camas”.
Para los que quieren abrir los ojos, verán que en cada rincón de cada lugar hay uno de nosotros añorando lo  mismo:  ¨Un mundo libre de discriminación”

GABRIEL CONTRERAS

lunes, diciembre 09, 2013

DIVORCIO ENTRE EL ACTIVISMO Y LA ETICA, MORAL.


EL DIVORCIO ENTRE LA MORAL Y EL ACTIVISMO
 

Al mirar la mala calidad y la corrupción de muchos líderes, he recordado a Diógenes – el filósofo griego del siglo IV antes de nuestra era -, a quien se atribuían muchas excentricidades, entre ellas la de haber salido en pleno día por las calles de Atenas, con una linterna en la mano, en búsqueda de un hombre honrado.

De conducta desarreglada, Diógenes desdeño la riqueza, combatió la superstición, la malicia, los  juegos de azar y la esclavitud y la sumisión a los placeres y a los vicios que esclavizan al ser humano, se burló de los demagogos y puso en ridículo a los adivinos, augures e intérpretes de los sueños.

Esa vieja a anécdota de Diógenes sirvió para acuñar la frase: “Buscar con la linterna de Diógenes”, con la que se designa la infructuosa persecución de la honradez y otras virtudes humanas entre los miembros de la sociedad.

Pero ni aun con la linterna de Diógenes  es fácil hoy ubicar un líder honesto: que no esté embobado por el culto a la personalidad, o inmerso en la mediocridad intelectual y la incompetencia, o embriagado por la demagogia, o incurso en broncas ideológicas, o comprometido en el derroche de los fondos que recibe supuestamente para invertirlos en causas nobles, o enredado en la corrupción con dinero que no le pertenece.

Son esos autodenominados líderes o lideresas causantes de varias crisis tanto políticas, económicas, sociales y morales de dimensiones globales que afligen a nuestro país en  varios casos al mundo.

El divorcio entre la moral y el activismo causa grave daño a colectivos humanos. Si hay una acción humana que, por su trascendencia social, debe estar rigurosamente sometida a la ética, solo así se logrará un buen activismo.  Todas las acciones humanas deben estarlo. Pero con mayor razón  la de conducir organizaciones que definen destinos de grupos de “seres humanos”.

Para liderar se requiere una credencial ética  porque sólo así puede nacer en estos líderes la moral y la ética Escribió Ortega y Gasset que “la moral es una cualidad matemática: es la exactitud aplicada a la valoración ética de las acciones”. Y eso es precisamente lo que falta en los ámbitos  gubernativos alrededor del planeta. Falta una dimensión [ética y una dimensión estética.

Muchas cosas sucias y poco elegantes que se hacen en nombre del activismo. Muchas ONGs se han convertido en “cleptómanas”,  en las que la corrupción se ha institucionalizado y ha formado su propia cultura – con s sus códigos usos, jerarquías, honores y distinciones sociales – y en las que la honestidad es vista como una extravagancia.

Desde el punto de vista económico, la corrupción de los activistas es un duro impuesto a los  pueblos, de cuyos bolsillos sale el dinero que va a parar a las cuentas privadas de ellos, y como aducen defender causas nobles, estos casos quedan siempre en impunidad.

Rodrigo Borja.
Texto Adaptado: Divorcio entre la Moral y La Política.(Activismo)

domingo, septiembre 29, 2013

¿COMO SE TRATA LA HOMOSEXUALIDAD EN ECUADOR ?




La sociedad Ecuatoriana durante el último siglo ha discriminado duramente a los homosexuales. En la sociedad antigua se cometieron varios atropellos en contra de la sociedad gay, la detención masiva de homosexuales sucedida en Cuenca en 1997, puede dar fe de ello. Esta discriminación en parte se la debe a la mentalidad conservadora que fue característica de la época. En la actualidad la sociedad se auto cataloga como “liberal”, es por ello que se observa a personas famosas decir al mundo su orientación sexual, siendo este un factor primordial para que los homosexuales vayan ganado espacio en la comunidad. Pero lo liberal de esta sociedad no es del todo cierto ya que la iglesia católica todavía conserva gran parte de la mentalidad conservadora que fue característica de época antigua y conllevo a muchos atropellos en contra de los homosexuales. Es por esto que se hace necesario analizar la discriminación homosexual desde los aspectos de influencia de la iglesia católica, la mentalidad conservadora y el tabú que se manejó y se maneja alrededor de este tema.

El tabú manejado alrededor de la homosexualidad en la sociedad antigua y actual con lleva tres tipos de discriminación hacia la sociedad dgay: el hecho de que se diga que el ser homosexual significa ser una persona fuera de lo común provoca en el individuo un auto aislamiento que posteriormente induce una mala salud mental, el hecho de intentar encontrar la causa de la homosexualidad y posteriormente intentar cambiar la mentalidad de un gay provocaría una destrucción de la vida del individuo en cuestión, la actitud de privación de placer en el homosexual puede provocar una inestabilidad emocional. En definitiva si se sigue manejando un tau alrededor del este tema tendremos una sociedad muy reprimida.

Los homosexuales poco a poco se van abriendo camino en la sociedad de hoy. Esto constituye un gran logro para la sociedad homosexual y se lo ha logrado gracias a un mejor manejo de la justicia y a una tendencia liberal que tiene esta sociedad. Pero los abusos de los que fueron víctimas los homosexuales todavía no se han logrado superar del todo.

ULISES

¿POR QUÉ DEFENDER LOS DERECHOS DE LOS HOMOSEXUALES?



Una serie de sucesos ha ocasionado que se avive de los derechos de los homosexuales en el Ecuador. Primero, una pareja extranjera lésbica apareció en los medios de comunicación luego de reclamar sus legítimos derechos ante las autoridades ecuatorianas. Después, el exabrupto de un sacerdote levantó dudas respecto a qué tanto los grupos contrarios a los derechos de los homosexuales quieren debatir el tema y qué tanto quieren simplemente callar a los que pensamos diferente. Por último, una honorable rectificación de diario El Comercio ante la publicación de un artículo homofóbico escrito por uno de sus editorialistas muestra que en el país empieza a existir vergüenza ajena para quienes se creen superiores por sus gustos sexuales. Estos hechos hacen que considere oportuno expresar las principales razones por las que yo defiendo los derechos de los homosexuales.
 
La principal y más importante razón es porque creo firmemente en el principio de que todos los humanos somos iguales. Así como años atrás muchos se quedaron callados ante la opresión a las mujeres y la opresión racial, me parece terrible quedarse callado ante la tragedia que sufren los homosexuales por el simple hecho de ser homosexuales. ¿Usted no logra sentir el dolor de este niño de catorce años que se suicidó al no soportar más las burlas que recibía por ser homosexuales? ¿O por el caso de este niño de quince años? ¿O el de este otro niño de catorce años? ¿O de adultos que viven reprimidos e infelices pretendiendo ser algo que no son porque la sociedad no los acepta? Pues resulta que yo no quiero que si alguno de mis hijos es homosexual tenga que pasar por lo mismo que esos otros niños. Si llego a estar en esa situación apoyaré y defenderé a mis hijos en sus decisiones, pero independientemente de que eso suceda o no, desde ahora lucharé para que las futuras generaciones no sean discriminadas por su orientación sexual. No hay que esperar a que el problema toque su puerta para tener sensibilidad.
 
La segunda razón por la que defiendo los derechos de los homosexuales, y la principal por la que defiendo sus derechos a tener hijos, es porque la evidencia muestra que los niños criados por parejas homosexuales no sufren ni de traumas ni de defectos de los que estén exentos los niños de parejas heterosexuales. Al final del día resulta que dos hombres o dos mujeres pueden dar el mismo cariño, atención, educación y valores a sus hijos que una pareja heterosexual. Obviamente, será más difícil la lucha si viven en una sociedad discriminatoria, pero eso no debería impedir que tengan hijos, sino que debería motivarnos a dejar de discriminar. Y no, los niños no terminan necesariamente siendo homosexuales. ¿Dónde está la evidencia? Hay un sin número de casos de la primera generación de niños criados por matrimonios homosexuales que hoy han llegado a la mayoría de edad y pueden contar sus historias. Les recomiendo leer el libro “A tale of two moms” y revisar el sitio web de su autor, Zach Wahls, para ver un gran ejemplo. Si usted sigue creyendo en los traumas y defectos sin haber conocido en su vida a una persona criada por un matrimonio homosexual ni haber visto evidencias que sustenten sus creencias, entonces usted encaja, por diccionario, la descripción de prejuicios.
 
La tercera razón más importante por la que defiendo los derechos de los homosexuales es porque he tenido la oportunidad de vivir fuera del Ecuador, en lugares donde los homosexuales pueden vivir sin miedo y sin ser privados de sus derechos fundamentales y, ¿saben qué? ¡Son personas normales! Tengo que admitir que sólo después de salir del Ecuador entendí el daño que le causa el rechazo de la sociedad a los homosexuales. Mientras en Ecuador mi impresión era de que los homosexuales no eran capaces de adaptarse a la sociedad, ahora tengo claro de que, cuando no hay discriminación, la orientación sexual no influye en las capacidades de una persona para tener éxito en la vida. ¿Ha pensado usted en lo difícil que debe ser para una persona ser rechazado por su familia y por la sociedad? Es fácil simplemente decirles “desadaptados sociales” como hizo el homofóbico Miguel Macías la semana pasada.
 
Antes fueron a la mujeres a quienes “no discriminaban” pero no las dejaban sufragar o trabajar; también estuvieron los negros quienes eran “personas como los demás” pero no podían compartir el bus o la mesa con los blancos; y ahora son los homosexuales a quienes “aceptan” pero les demandan castidad, reprimir sus sentimientos y olvidarse del matrimonio e hijos. No, abstenerse de insultarlos o de tirarles piedras no es suficiente. ¡Vaya tolerancia!
 
JUAN PABLO MARTÍNEZ
 
 
 

sábado, septiembre 07, 2013

FAMILIAS ALTERNATIVAS



En el mundo loco en que vivimos, tenemos que aceptar -a regañadientes- que los homosexuales hayan “salido del clóset” y que estos al igual que las lesbianas y transexuales se paseen cogidos de la mano por las calles de nuestras ciudades, lo cual es repugnante. Pero lo que jamás debemos aceptar, es que esta clase de desadaptados sociales críe a hijos. Los medios de comunicación deben destacar que es anormal, que homosexuales se casen entre sí y que lesbianas hagan lo propio.

El Reverendo Padre Paulino Toral, con R y P mayúscula, Director de la Fundación Casa de la Vida (Iglesia Santa Teresita) del cantón Samborondón, provincia del Guayas, con justa razón califica a la homosexualidad como un estado síquico anormal.

Sólo cabe el matrimonio entre un hombre y una mujer. Es inaceptable que parejas del mismo sexo y/o transexuales puedan adoptar y/o criar a un niño o a una niña, y no cabe que Constitución ni ley alguna conceda derechos para ello, a parejas que no sean formadas por un varón y una mujer.

Es aberrante que algunos medios de comunicación colectiva, sin “querer queriendo”, exalten el homosexualismo y el lesbianismo, lo cual debe ser rechazado por la sociedad.

El matrimonio, como lo establece nuestra Constitución, es la unión entre un hombre y una mujer y no entre personas del mismo sexo, como se ha aprobado en otros países. Ni siquiera la unión de hecho, cual es la unión estable y monogámica entre dos personas, libres de vínculo matrimonial, podría aceptarse que sea formada entre personas del mismo sexo, ya que de acuerdo a la naturaleza humana y a la moral, esto es inconcebible.

No caben familias alternativas. Los legisladores deberían rever esta situación en la Constitución mediante una consulta popular.

Miguel Macías Carmigniani

http://www.elcomercio.com.ec/miguel_macias/Familia-alternativa_0_705529619.html?commentsPage=2

NOTA: El autor hace referencia al padre carmelita PAULINO TORAL. Yo estuve en el Carmelo en el ano 1992 para descubrir que un 60% de hombres pertenecientes a la congregacion de Carmelitas Descalsos tenian practicas homosexuaales. La mayoria justamente con estos altos grados de homofobia interiorizada aduciendo que segun ellos porque estan dentro de la Iglesia no son homosexuales. Los homosexuales segun ellos son las personas trans y las encasillan con prostitucion. Como conclusión propia al investigar homosexualidad dentro de la Iglesia, saque que justamente los que más hablan en contra de los homosexuales, es justamente porque ELLOS LO SON. FRANCISCO GUAYASAMIN

POR SUS OBRAS LOS CONOCEREIS



Estimado Pastor Nelson Zavala, Q

Quisiera antes que nada anotar que trataré de no llover sobre mojado, no profundizar en aquello bien conocido, la bien merecida reputación del partido que lo auspicia, el PRE. Más bien quisiera ahondar en ciertas contradicciones irreconciliables entre las enseñanzas bíblicas y el respeto a las libertades que garantiza el Estado Laico.

Claramente usted es un adulto que ha decidido aceptar la propuesta del partido que le pertenece a la muy espiritual familia Bucaram y así representarlos con su candidatura presidencial. Como nunca vimos ángeles bajando del cielo a investirlo en esta misión tan sagrada –la búsqueda del poder político– debemos con sensatez aceptar aquello que nuestros ojos vieron, que usted fue investido para esta candidatura por una de las maquinarias electoreras más inmorales que este país conozca. Aquí le refresco la memoria con un playlist de 10 hits (que suena bastante hardcore):

1.- Caso “Mochila Escolar”
2.- “Red Peñaranda”
3.- Navidad Negra (¿se acuerda?)
4.- Mi Primer Millón en las Aduanas
5.- Pacto de “La Regalada Gana”
6.- Pichicorte (en acuerdo con Lucio y otros honorables)
7.- Una bala(da) para el Bolillo Gómez 8.- Gabriela Pazmiño (la asambleísta ausente)
9.- Monopolios y Banca Privada (o Álvaro Noboa y amigos invitados de honor en el gobierno del PRE)
10.- Persecución a homosexuales en las calles de Guayaquil (con un solo magistral de Abdalá Bucaram en su época de jefe político) Y, harían falta muchísimas páginas para contar todas las historias de infamia de este grupo por el que hoy usted orgullosamente da la cara mientras nos predica de moral.

Necesitaríamos un libro del tamaño de la santísima biblia para hacerlo. Precisamente esto me recuerda que sería mejor dejar de lado estos temas tan obvios y pasar a otros más profundos. Pastor, empecemos por el principio, históricamente la iglesia evangélica ingresó desde los Estados Unidos a nuestro país gracias a la instauración del Estado Laico.

Con el triunfo de la revolución liberal se separó al Estado de la Iglesia Católica declarando la libertad de culto en el Ecuador. En 1896 los primeros misioneros evangélicos ingresaron a nuestro país y empezaron su labor evangelizadora. Hoy, ese mismo Estado Laico que les abrió las puertas les incomoda a aquellos grupos cristianos con fantasías autocráticas.

Esta visión problemática proviene desde los inicios del protestantismo, de hecho una de sus más importantes fuentes de inspiración es la dictadura teocrática de Calvino, un santurrón sanguinario. Debo decirlo, el Estado Laico deja de existir si se ve forzado a privilegiar ciertas preferencias religiosas por muy mayoritarias que sean. Nuestra constitución ya garantiza en igualdad la libertad de culto de todas y todos ¿o no? Me pregunto si usted no querrá –de casualidad– que instituyamos la doctrina de la trinidad en nuestra carta magna, o que decretemos que nuestro planeta es plano como creían los autores de la biblia.

Bueno, verá, muchas de las ideas que claramente enseña la biblia están en contradicción con valores del Estado Laico contemporáneo como la igualdad de género, el respeto de los derechos humanos, o la no-discriminación de las minorías (raciales, sexuales, etc.) Así como no estoy de acuerdo con que, por ejemplo, algunos países islámicos legislen y actúen en función de los prejuicios religiosos de la mayoría de su población –persiguiendo a librepensadores, homosexuales, cristianos y miembros de otras religiones–, me opongo a que en el Ecuador de hoy un pretendido “García Moreno” evangélico fantasee con imponernos los prejuicios religiosos y morales de su antojadiza fe. Un tema prominente en la agenda católica y evangélica es el de impedir que la mujer decida de manera soberana sobre su cuerpo, como si ella no fuera digna de ser dueña de sí misma. Se trata pues del debate entre los “pro-vida” y las “pro-elección”.

Le propongo tres argumentos claros para el debate desde una perspectiva pro-elección: - El aborto es un tema de salud pública y debe ser discutido técnica y científicamente, no con moralinas vanas. Sigamos las recomendaciones de la OMS y tratemos con dignidad la vida de las mujeres que toman esta difícil decisión. La criminalización el aborto no solo es altamente ineficaz (los países que lo castigan de hecho tienen las tasas de aborto más altas) sino que pone en riesgo la vida de la mujer al obligarla a acudir a servicios clandestinos. - Sin duda el concepto de vida es complejo y merece debatirse. En todo caso hasta el día de hoy no existe prueba alguna de que haya ningún almita viviendo en el embrión, como sostienen los cristianos. El aborto hasta antes del desarrollo del sistema nervioso no le genera ningún dolor al conjunto de células que conforman el embrión. Estas no tienen conciencia en absoluto ya que carecen de cerebro.

Lo ético y digno es que la mujer tenga el derecho de ser madre cuando sus circunstancias personales le permitan ejercer una maternidad responsable, y pueda brindar el amor y solvencia necesarias para afrontar este reto maravilloso. Además –como dato adicional y para sorpresa de muchos– los niveles de delincuencia en una sociedad son proporcionales a los de la maternidad no deseada. O sea, según el estudio de Levitt y Dubner, autores de Freakonomics, muy comúnmente estos hijos no deseados crecen en hogares disfuncionales que los llevan a vidas delictivas. Luego la sociedad hunde a estas personas en la cárcel a la vez que empuja a más mujeres hacia la maternidad no deseada. Se trata de un círculo vergonzoso de dolor humano del que los “pro-vida” se lavarán las manos. - Ya que no existe prueba alguna de que el cuerpo de la mujer le pertenezca a ningún hombrecillo celestial, y es inmoral pretender que le pertenezca al Estado, en honor a la sensatez debemos afirmar que la mujer es dueña de su propio cuerpo y nadie tiene el derecho de legislarlo.

Como sabrá estas afirmaciones que he hecho provienen del campo de la ciencia y los derechos humanos. Veamos en todo caso, en contraposición, el evidente desprecio con que la biblia trata a la mujer. En el capítulo 19 de Génesis, por ejemplo, se narra la extraña historia de Sodoma y Gomorra. Dos ángeles del Señor se le presentan a Lot para darle aviso de la condena divina sobre la ciudad. A continuación una serie de acciones brutales tienen lugar.

El texto afirma que todos en la ciudad esperan que Lot saque a estos hombres de su hogar para sodomizarlos. Pues bien, a Lot no se le ocurre nada mejor que ofrecer a sus hijas a cambio. Leamos: He aquí ahora tengo dos hijas que no han conocido varón; permitidme sacarlas a vosotros y haced con ellas como mejor os parezca; pero no hagáis nada a estos hombres, pues se han amparado bajo mi techo. En el capítulo 19 del Libro de los Jueces se narra una historia muy similar, cuando para proteger a un sacerdote, un anciano “piadoso” ofrece a su hija y la concubina del sacerdote a la multitud. La multitud viola a las mujeres toda la noche y así se cuida la integridad del varón. En todo caso, este desprecio por la mujer como un ser sumiso de segunda categoría se halla igualmente presente en el Nuevo Testamento. Leamos: 1 Timoteo 2:11: Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia. 1 Corintios 14:34: Vuestras mujeres callen en las iglesias; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Otro tema que también obsesiona a los cristianos es el de la homosexualidad, y de hecho les aterra la posibilidad que una pareja homosexual monogámica pueda formalizar legalmente su amor en aquel contrato conocido como matrimonio. Me pregunto ahora qué hubiera pasado si la biblia hubiera sido escrita por mujeres, no me cabe duda que sería un libro menos violento. Veamos el Libro de Levítico –otro texto tremendamente fundamentalista– que prohíbe comer crustáceos y ser gay, al tiempo que permite comprar esclavos de pueblos vecinos. Este versículo por ejemplo: Levítico 20:13: Si alguien se acuesta con varón, como se hace con mujer, ambos han cometido abominación: morirán sin remedio; su sangre caerá sobre ellos. Por otro lado el Nuevo Testamento no es diferente al respecto, incluso Pablo llega a condenar a los “afeminados”.

Leamos: 1 Corintios 6:9: ¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales. Pero, qué dice la ciencia al respecto: la homosexualidad es natural, mientras su homofobia Pastor Zavala es una enfermedad. La evidencia es abundante y por ahora solo menciono un par de consideraciones. El biólogo canadiense Bruce Bagemihl ha documentado hasta el momento la natural presencia de comportamiento homosexual, bisexual y transgénero en 1,500 especies animales. Hace ya casi 40 años que la American Psychological Association y la American Psychiatric Association –debido a la clara evidencia– retiraron a la homosexualidad de la lista de desórdenes mentales, y admitieron que las razones por las cuales esta permaneció por tanto tiempo catalogada como una patología fue debido a “suposiciones no verificables basadas en normas sociales prevalecientes” (quizás instauradas en la cultura occidental por la intolerancia del machismo bíblico). Un tema final que quisiera mencionar es el de la moral.

Es una gran falacia que nuestra moral provenga de algún fundamento religioso ya que es parte de nuestra milenaria herencia genética, lo único “novedoso” que hizo la religión fue inventarse el escabroso modelo del miedo: castigo o recompensa, al que cínicamente la biblia llama “libre albedrío”. Sucede que si uno no elige lo que a dios le gusta (a Jesucristo como tu salvador) te encierran por la eternidad en un gran centro de torturas (que sería la envidia de la dictadura de Pinochet). Cómo se puede llamar a eso “libre albedrío” si de inicio a fin de las escrituras a uno lo pasan amenazando con chamuscarlo. La verdadera moral humana no proviene del miedo a este tipo de castigos macabros, enfermizos. Entre otros, los estudios de Marc Hauser, biólogo de Harvard, y los de Richard Dawkins, catedrático de Oxford, han ahondado de manera exitosa en la explicación evolucionista de la moral humana, sin fantasmas ni cucos. Hacia el mismo objetivo, y desde una perspectiva de la moral laica, con algo de humor crítico hace unos años el artista argentino León Ferrari le escribió una brillante carta al Papa instándole –ya que el pontífice ha abogado por la defensa de los derechos humanos– que no solo defienda esos principios en esta vida sino también en la siguiente. Ferrari insistía al Papa que por favor le pida a dios clausurar aquel vergonzoso centro de torturas eterno, el infierno. Y usted estimado Nelson ¿qué piensa de la moral laica? ¿por qué las estadísticas demuestran que en los países donde la religión palidece sus ciudadanos son más tolerantes y menos violentos?

Entonces, Pastor Zavala, sabemos que con estos antivalores vergonzosos que la biblia celebra es que usted aspira a gobernar el Ecuador. Se lo digo claramente, que esas enseñanzas cristianas de odio sean populares no quiere decir que sean legítimas. Respetuosamente,

Oscar Santillán
Fuente: http://gkillcity.com/index.php/el-mirador/1232-carta-a-nelson-zavala

lunes, enero 28, 2013

LOS MAS MACHISTAS SE OLVIDAN DE SUS MARICONADAS PASADAS

Con asco y verguenza ajena hemos venido viendo y escuchando a candidatos hacer gala de su “hombría”, ya no sólo abriéndose las camisas, ya no desafiando “en cualquier terreno”, ya no boconeando de su gusto por las mujeres…total, esas ya son cosas antiguas, caducas, prehistóricas en los estrechos espacios de sus mentes mediocres
.
Ahora la moda 2013 es joderles la vida a los homosexuales. Bonita la cosa…los machistas que tienen “inconfesables” pasajes gays en épocas pasadas (que no quieren recorda), ya hoy sienten que se insuflan más hormonas masculinas “mariconeando” a sus contendortes.



A esos machistas que se parapetan atrás de membretes de partidos y de “estilos de vida” y que dicen estar orgullosos de mantener impolutos sus traseros, les pregunto: ¿QUÉ HARÍAN SI SU HIJO ES GAY?. Linda interrogante. ¿También encajarían sus hijos en la calificación de INVERTIDOS, MECOS, ANORMALES y todos los floridos adjetivos que les endosan a sus opositores políticos?.

Solo la imbecilidad y el narcisismo podrían hacer ver como un acto “normal” que un padre rechace a su hijo o hija homosexual. Los hijos están para amarlos, para educarlos, y sé de padres que darían hasta su vida por defender, proteger y estimulara sus hijos homosexuales por más que se hayan preciado en su juventud de ser más machos que Pancho Villa.

Creo queridos lectores que la más grande bendición que puede recibir un homofóbico es tener un hijo gay. Es eso lo que les deseo desde el fondo de mi alma a uds, a los Carlos Vera, a los Nelson Zavala, a los Fabricio Correa, a todos los que creen insultar calificando (¿o descalificando?) a las personas con el mote de “maricones”. Que Dios en su enorme sabiduría les de un hijo gay…Me encantará ver y saber cuál va a ser su reacción al recibir semejante regalo precioso. ¿Les van a dar una “patada en el culo” y echarlos de sus casas? ¿Los van a confinar a esas clínicas “especializadas” en convertir en heterosexuales a los gays? ¿Los van a desconocer como sus hijos? .

Cuando Dios que sabe que todo tiene su tiempo, les mande una señal de esta naturaleza, ¡allí los quiero ver!…porque el amor que es capaz de prodigar un homosexual a padres que no aceptan su marginación no conoce límites. Y ese amor que recibirían de su hijo homosexual va a hacer que con lágrimas de dolor le pidan al Dios en el que crean, o a los átomos, o a cualquier mierda a la que alaben, que perdone su estupidez. Link: http://rosaletal.blogspot.com/2013/01/y-si-tu-hijo-es-gay-con-asco-y.html

sábado, enero 19, 2013

IGNORANTITOS E IGNORANTITAS


Carta de una Profesora con acertadísima y lapidaria frase final.



Yo no soy víctima de la Ley Nacional de Educación. Tengo 60 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña".

Luego, cuando eras un poco mayor, llegaba "Semillitas", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Semillitas, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En Primaria estudiábamos Lengua , Matemáticas , Ciencias , no teníamos Educación Física. En 6º de Primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te bajaban y bien bajada la nota.

En Bachillerato, estudié Historia de España, Latín, Literatura y Filosofía.

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda...

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.

Y.. vamos con la Gramática. En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "ente", que significa "el que tiene identidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "ente". Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", no "residenta”.

Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española ? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

Les propongo que pasen el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales). Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto. Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto! SI ESTE ASUNTO "NO TE DA IGUAL", PÁSALO POR AHÍ, A VER SI LE TERMINA LLEGANDO A LA MINISTRA DE "IGUAL-DA".

Porque no es lo mismo tener UN CARGO PÚBLICO que ser UNA CARGA PÚBLICA.

BESOS...BESAS....

viernes, enero 18, 2013

SI QUIERES RESPETO, RESPETA PRIMERO


Constantemente la supuesta y denominada comunidad gay pide respeto hacia sus derechos, pero a la vez ellos se insultan entre sí por tener gustos distintos.

¿Cuántas veces se han insultado a los trasvesti por no estar satisfechos con sus cuerpo, o con los transexuales por cambiar su género mediante operaciones?

¿Cuántas veces se han insultado a los bisexuales porque gustan de ambos sexos, pero para otros eso no existe porque solamente puede tenerse un gusto?

¿Cuántas veces se han insultado a los gays afeminados por ser unas locas emplumadas chillonas que hacen ver a los demás como "desatadas"?

¿Cuántas veces se han insultado a las lesbianas por tener actitudes varoniles y no gustar de cosas que se asocian a la femeneidad de una mujer?

¿Cuántas veces se han insultado a los heterosexuales porque "no admiten" sus gustos gays y viven en el closet?

¿Cuántas veces se han insultado a los pansexuales por ser unos "degenerados" que no tienen nada claro y por eso buscan de todo?

¿Cuántas veces se han insultado a los gays serios y tranquilos que no andan hablando a cada rato de su homosexualidad porque lo consideran parte de su vida privada?

¡Si exigen respeto, sería un excelente paso que empiecen a respetarse entre ustedes mismos y a los demás! Pero habrán excusas, como siempre las hay: que muchos heteros nos insultan y amenazan, que las lesbianas son mujeres, que los gays son unas locas, que los trasvestis son unos enfermos, que los bi son unos indecisos, que son unos cobardes por no gritar lo que son...

Cada quien tiene LA LIBERTAD DE VIVIR COMO MEJOR LE PAREZCA ACORDE A SUS CREENCIAS, NO A LOS DESIGNIOS Y PREFERENCIAS DE LAS DEMÁS PERSONAS.

YO SOY BI, Y NUNCA HE CREÍDO QUE SE DEBE INSULTAR A UNA PERSONA POR SU SEXUALIDAD. Es más, opino que insultar a alguien por sus gustos es una idiotez superficial.

Así que RESPETO, TOLERANCIA, HERMANDAD. Unid@s tod@s, hacia adelante y por los derechos de tod@s.

viernes, agosto 17, 2012

¡VIVA LA MOJIGATERIA




En 1992 fui ir a trabajar a Cuenca. Ya me advirtieron: “Es una ciudad “hipócrita y mojigata”. Sé que esto les puede doler a ciertos cuencanos, pero así es como piensan la gente del resto del país sobre su modus vivendi, sin darnos cuenta que en Ecuador a pesar de gritar a los cinco vientos que es un país católico, la mayoría de gente tiene una doble moral.

Cuenca era una ciudad sumamente conservadora, curuchupa, con letreros en las puertas de las casas que advertían: “Somos Católicos, no moleste. En lo que pude experimentar sobre la gente “curuchupa”, vi que esta actúa con una gran dosis de hipocresía. Una persona que se auto califique como “curuchupa”, es una persona indigna de confianza.

Viví con los carmelitas descalzos, en la Virgen de Bronce. Y si que experimente lo que era la hipocresía. Por adelante era “Francisquito” pero por atrás, el puñalaso. Pero también aprendí de un buen sacerdote, que el único camino para salir todos adelante es la “solidaridad”.

Dentro de la comunidad religiosa que yo vivía existía un prior con un carisma increíble, una apariencia de santidad e intelectualidad que evocaba admiración en los miembros de su rebaño, y una presencia que evocaba a las mujeres desear pecar e irse al infierno con el.

En su vida privada este curita no era el “santo hombre” que todos imaginaban. Frecuentes amoríos, vida sexual activa y para colmo era amante de la esposa de su mejor amigo.

Justamente cuando algún postulante o novicio se daba cuenta de sus actividades sexuales secretas y lo cuestionaba. Aparecía “el poder”. La mejor forma de liberarse de aquellos era acusarlos ante a sus superiores que “eran homosexuales”.

Jamás el les decía a los afectados la verdad sobre la acusación que hizo ante sus superiores. Para expulsarlos, el les decía – No tienes vocación.

Era triste ver como jóvenes que no eran homosexuales y tenían posiblemente más vocación de servicio que este simulacro de cura, eran despojados de sus sueños de servir a los demás solo por las ansias de poder de un ciego. Ahora a este acto en el activismo lo llaman “empoderamiento”.

Lo irónico de este caso es que descubrí que este hombre que despertaba bajas pasiones en las mujeres, también lo hacia con los hombres.

Los hombres que tenían sexo con hombres en Cuenca, hacían lo mismo. Regaban la voz acusando a aquel con quien ellos habían tenido relaciones sexuales, que el otro era “homosexual”. No daban las fuentes de cómo lo sabían. Solo aseveraban que el otro era el “maricón”. Ellos “No”.

Esta experiencia fue el culmen de varias anteriores y que me ayudaron a validar mi hipótesis que había estado gesticulando en mi mente en varias investigaciones. En el mundo de las religiones “El máximo enemigo del homosexual, es el mismo homosexual”.

No solo en el mundo de las religiones, también en el mismo ambiente gay, comprobaba que somos los mismos homosexuales los máximos homofóbicos. La mojigatería e hipocresía, por la doble vida que teníamos que llevar, esta inmersa fuertemente inmersa en nosotros.

Por eso cuando veo a ciertos simulacros de activistas gritando a viva voz: “La homosexualidad no es enfermedad, la homofobia sí” sale dentro de mi una risa sarcástica e irónica.

Pero la olla de presión de tanta hipocresía explotó en Cuenca. Fue allí fue donde empezó el movimiento para que la homosexualidad se despenalice en Ecuador.

Actualmente leemos en el historial de esta epopeya como aparecieron los héroes de la película. Pero ustedes se han preguntado - ¿Dónde están los que realmente fueron los que dieron el primer grito de independencia GLBT? .¿Qué paso con ellos?

A los actores principales, a los que fueron víctimas, a los que denunciaron este atropello, se les invisibilizo totalmente. Los han quitado del mapa. Ahora aparecen las grandes fundaciones sobre todo de Quito, que escriben en su historial que gracias a ellos se despenalizo la homosexualidad en Ecuador.

Actualmente en Cuenca, se sigue con el mismo error. Se confunde de que porque ya se tiene bares gays, ya están avanzando pero el terror de gays , lesbianas y bisexuales profesionales y maduros sigue. Gran parte de ellos siente miedo de que su familia o conocidos se enteren de su orientación sexual, y no van a estos sitios gays debido a que temen que sea el mismo gay cuencano que los denuncie como ya ha pasado en varias ocasiones anteriores.

Eso no pasa solo en Cuenca. Si hablamos de mojigatería e hipocresía. Lo sigue pasando en el resto de ciudades, incluso las que se dan de “mente abierta”.

Deje de asistir hace vario tiempo a las reuniones de las organizaciones tanto GLBT y las VIH SIDA, porque la mojigatería y la hipocresía son base de sus reuniones. Lo que escuchaba era: - Primero yo, segundo yo, y tercero yo.

En pocas palabras: Yo quiero figurar. - Yo quiero ser reconocido. - Yo quiero ser admirado.- Yo quiero viajar – Yo tengo la razón – Yo pienso así – Yo opino así,,, y tal como soy yo,,, tiene que ser el resto…

Todo se basaba en el Yo, yo, yo… El resto… vale un comino…

El resto simplemente es un instrumento para que YO obtenga lo que YO quiero. En esas reuniones jamás el “Yo” mojigato dejaba espacio para la solidaridad, peor a la honestidad, y muy difícilmente a el ser “real”. Y eso sigue pasando hasta ahora.

Este artículo me pidió que lo escribiera una cuencana aduciendo que su ciudad tiene la fama de mojigata e hipócrita… pero… Cuando veo a gente que abraza a sus amigos afectuosamente le dan un beso en la mejilla, para luego ante otros destruirla.
C
uando veo los sitios web para gays, donde la mayoría hambriento de sexo posan desnudos sin enseñar su rostro para que se los coman, pero si alguien muestra su cara, el resto lo calificara de “indecente”, “indigno” y hasta aducirán - Poso desnudo porque no tiene nada que perder”.

Cuando el promiscuo ciegamente advierte a otro - No te lleves con él porque es promiscuo.

Cuando veo en el ambiente gay a varios presumir que tienen dinero, pero al hablar se les nota de que carecen de educación.

Cuando veo a gente que se escandaliza porque hay aparecen mujeres mostrando sus tetas en las revistas o en la TV, pero no se escandalizan para nada al comprar periódicos donde el principal tema es “la sangre”.
C
uando veo gente en los grupos religiosos, en las reuniones de fundaciones en VIH, GLBTI, derechos humanos, adopciones, defensa de menores de edad, feministas, que gritan a los cinco vientos lo bien que hacen su trabajo, y por otro lado son gente corrupta.

Cuando decimos orgullosamente que somos una sociedad cristiana, pero los medios de comunicación están llenos de violencia, crímenes, muerte, programas basura y los accionistas de estos medios o patrocinadores de estos programas son gente que pertenece a estos grupos religiosos.

Cuando hablan que “la familia es la base de la sociedad”, pero en su gran mayoría de familias el hombre maltrata a la mujer, los abusos sexuales contra menores de edad son cometidos por los mismos familiares, los abortos son cometidos porque justamente los defensores de este slogan no supieron asumir su responsabilidad.

Cuando hablamos de compasión pero no nos inmutamos ante el dolor de otros. Cuando el mismo homosexual homofóbico, acusa a la sociedad de ser homofóbica. Cuando veo que los famosos matrimonios gays que se hicieron en Ecuador, solo se hicieron por buscar la fama, o el reconocimiento de alguna organización, incluso algunos que hicieron su unión de hecho sin afecto y amor alguno.

Cuando hablamos, peleamos por nuestros derechos y pisoteamos el derecho de otros, sobre todo el derecho a la vida, como es el que haya personas viviendo con VI H y transmitan el VIH a otros, o ciertos lideres GLBTI hagan campañas a favor de matar una criatura viva dentro del vientre de una madre.

Cuando hablamos fuertemente de la lucha contra el sida, y se promueve a hombres que tienen el VIH a que practiquen sexo sin protección, se les da preservativos que se rompen,se experimenta con seres humanos para que esos tengan sexo sin preservativo y en base a pastillas no se infecten, se protege a lideres irresponsables que dan falsas enseñanzas sobre el VIH que son prácticamente genocidas, se pone en liderazgos a gente con problemas mentales, adictos al sexo, adictos a drogas, y hasta gente que prácticamente ya no tiene conciencia.

Cuando algunos dirigentes de organizaciones en VIH SIDA aducen que es el discrimen y el estigma les impide salir adelante, siendo ellos mismos hablan mal de otros, critican, mienten, discriminan y estigmatizan a quien no este de acuerdo con ellos.

Cuando los activistas GLBTI y en VIH SIDA, piden tolerancia, y son intolerantes ante las creencias religiosas o espirituales de otros.

Cuando en las reuniones de VIH presumen de cuanto han avanzado pero solo piden dinero, dinero y dinero para luego presumir de los viajes “incluso de turismo sexual” que algunos han realizado.

Cuando las organizaciones en VIH piden la privacidad del paciente, pero los chismes sobre personas viviendo con VIH y otros… vuelan.

No, no solo Cuenca tiene esta característica, la sociedad es mojigata e hipócrita. Por eso yo aprendí que para ser libre y vivir bien… jamás tengo que vivir de lo que dirán los demás.

Aprendí a no aferrarme a nada. A no hacerme daño y no hacer daño a otros.…

Es tan simple… la hipocresía se elimina “viviendo en verdad” Y una vez que se entierra a la doble vida… uno al fin aprende a ser “real”.

Francisco Guayasamin

viernes, junio 29, 2012

ES HORA DE PONERLES UN "ALTO"




Jorge, 54 años. Me reúno con él después de haber pactado una cita para entrevistarlo. Cuencano, contador en una empresa, divorciado y padre de un hijo que para él es su vida. “Si le pasara algo, me muero”, me dice.

En pocos minutos he averiguado las cosas básicas de su vida. Finalmente, le hago la pregunta que dio el giro a la entrevista: ¿Ahora, tienes pareja?

Vacila en contestar, como si sintiera una vergüenza profunda. Con una voz apagada, tenue, cuidándose de que nadie más de los que están en el café lo escuchen, responde a mi pregunta: “Bueno, estoy saliendo con un chico, tiene 39. Pero ya no me hago ilusiones. Dios nos complicó la vida al hacernos así, ¿no es cierto?

Hasta 1997, el Estado ecuatoriano todavía tipificaba como delito la homosexualidad, influenciado, a pesar de su laicismo oficial, por las concentraciones cristianas del pecado. Desde el 27 de noviembre de ese ano, fecha de la declaratoria de inconstitucionalidad del artículo que penaba con reclusión a las prácticas homosexuales, las cosas han cambiado. Al menos para las nuevas generaciones.

La entrevista con Jorge transcurrió entre confidencias, revelaciones de cuando lo llevaron preso por estar en un bar donde ser veía con sus amigos, de cuando estuvo casado por cinco años, un poco por convicción y otro poco por obligación. “Si la quise, pero no podía seguir fingiendo. Todavía la quiero en la medida en que fue la mujer que me dio un hijo, lo más preciado que tengo”. Le pregunto sin rodeos, esperando una respuesta sincera: ¿Tu hijo sabe que eres gay?.

A Jorge se le quiebra la voz: “Lo sabe y me ha dicho que no tiene vergüenza de mi.

Después de hablar con Jorge comprendo como el peso social de la estigmatización marcó su vida para siempre, haciendo de el un hombre resignado a esta “vida complicada” que Dios nos ha hecho vivir… ¿Dios? Lamentablemente hasta el día de hoy, la mayor parte de acciones institucionalizadas en contra de nuestros derechos, los de los ciudadanos GLBTI (Gay, Lesbianas, Bisexuales, transgeneros y personas intersex), vienen de sectores religiosos. Sacerdotes, pastores y movimientos de vida cristiana (Católicos y evangélicos) se empeñan es esconder y hacer invisible la vida y existencia de los GLBTI. Quizá no se den cuenta que para Jorge, así como para miles, millones en realidad de ciudadanos GLBTI, eso implico el menoscabo de nuestra calidad de vida y el deterioro de nuestro bienestar general.

Tanto los GLTI, como padres, hermanos, amigos e hijos no debemos pasar por alto lo que otras generaciones tuvieron que sufrir a causa de las concepciones retrógradas y fundamentalistas de ciertos sectores religiosos, militares y políticos generadores de todo tipo de fobias en contra de los sexualmente diversos.

Es hora de ponerles un alto. Es hora de enviarles un mensaje claro: aquí estamos, así somos y no nos avergonzamos. A diferencia de Jorge (y a diferencia de las madres lesbianas que no pueden registrar a sus hijos con los apellidos de madre y madre, y a diferencia de las compañeras trans asesinadas), mi vida ha sido un poco más fácil. Vivo con mi pareja, somos s una familia (sin hijos, todavía), voy con él a las reuniones familiares, salimos a la calle y cada día que pasa se nos hace menos incómodo expresar en publico el lazo que nos une.

Nicanor Benítez.

LOS ACTIVOS NO EXISTEN




Hace un par de semanas salí a bailar con uno de mis amigos más jóvenes, ya que la mayoría de los que tienen mi edad dan más vueltas para salir a un bar que para levantar un tipo en manhunt. En un momento nos sentamos en la barra para tomar una cola y algo de aire. Casi a medio metro nuestro había una mesa donde se sentaban dos tipos cincuentones que hacían lo imposible para parecer cuarentones (buzo deportivo colgado a los hombros, zapatillas new balance, ochenta kilos de crema sólo en la cara, etc.). “Seguro que se llaman a sí mismos osos” pensé.

En la barra y cerquita de mi amigo se sentaba un tipo de más o menos 30 años, muy bien vestido, de cabello castaño y un cuerpazo que parecía de esteroides. El único problema es que al escucharlo hablar, tenía su cerebro lleno de mierda, pero era obvio que las locas viejas estaban ahí acosándolo, aunque ahora que habíamos llegado nosotros dividían un poco su atención entre él y mi amigo, brillante en sus 22 años.

Pasó el rato y mi amigo se fue al baño con los dos amigos recién llegados. Yo me quedé sentado en la barra. De golpe, el chico esteroides me dijo desde su lejanía “¿Así que tu crees que los activos no existen?” Lo miré, medio sorprendido, y le dije: “No, yo creo que los activos 100% no existen” Entonces, como si nada, me dijo “Cuando quieras te pruebo que sí existen”. Y, acto seguido, se levantó y se fue hacia la puerta.

Llegaron mis amigos y fuimos a bailar a la pista pero, por supuesto, yo seguía pensando en el desafío que me habían hecho. El tipo no me gustaba tanto pero había conseguido intrigarme. Finalmente lo vi parado contra una columna mirándome disimuladamente. Por unos momentos pensé en hacerme el inalcanzable y no darle bola pero como vi a los dos viejos del resto cerca de él mirándolo con hambre no pude resistirme a mostrarles que el juguetito que ellos habían elegido era mío y sólo mío. Me acerqué al musculoso y le dije al oído: “Dale, nene, muéstrame que los activos 10% sí existen”

Bueno, como no quiero alargar mucho y detesto los relatos eróticos sólo diré que fuimos a mi casa y el chico cumplió con lo prometido. No fue nada del otro mundo y hasta podría decir que fue medio insulso para la excitante previa que hubo. Antes de que acabara yo ya estaba pensando en cómo iba a hacer para decirle sutilmente que se vaya, no fuera que se quisiera quedar a desayunar o, peor, a dormir.

Una vez terminado el trámite le dije si quería pasar al baño y me dijo, muy caballerosamente “Ve tú, primero”. Así lo hice y cuando le tocó el turno a él aproveché para vestirme rápidamente, onda que cuando saliera del baño me viera vestido y se diera cuenta de mi sutil insinuación.

Pero se ve que no sabía interpretar sutilezas porque apenas salió del baño se echó en la cama de costado y me preguntó si hacía mucho que vivía acá. Yo me quedé parado contestando con monosílabos y caras de circunstancias, pero el tipo parecía no comprender que tenía que irse. Finalmente, me senté en la punta de la cama y me quedé en silencio, pensando que en algún momento se aburriría. Y de golpe, entendí el porqué no captaba las sutilezas: “Bueno, loco, son 100 dólares” me dijo, tranquilito.
-
¿Cómo que son 100 dólares? ¿Eres cachero?
- Sí, loco me dijo en tono de terrateniente que exige renta.
- Toma y lárgate rápido, por favor, le dije, poniendo el dinero en su mano.

Durante toda la semana mi judío interior torturó a mi consciencia por los 100 dolares que había soltado así nomás. En los momentos de mayor equilibrio, terminaba aceptando que era mejor perder un poco de plata a meterme en un lío con una loca que ni conocía y que vaya a saber lo que haría por un billete mugroso de 100. Quizás le hiciera más falta que a mí, quería creer, aunque eso no me consolara
.
Después, llegué a la conclusión de que lo que más me dolía es que me habían forzado a pagar por sexo, cuando yo quería llegar a ese momento por mi propia voluntad…

Finalmente, vuelvo al bar el sábado y, por supuesto, me encuentro al cacherito, sentado en el mismo lugar de la barra pero con una pose mucho más femenina. Rápido como el rayo, le dije a uno de mis amigos más masculinos “Anda y dile a aquel tipo que eres activo y que cuánto te cobra”. Después de 5 o 6 minutos de convencerlo, mi amigo se atrevió y fue. Volvió diciendo que le cobraba 100 dolares o 70 por sólo sexo oral.

Ahí sí se me subió toda la sangre a la cabeza, fui hasta la barra y empecé a gritarle como si lo estuviera por matar “¡Tu me dijiste que eras activo 100% y me cobraste 100 dolares! ¡Ahora me los deveuleves por mentiroso!”¡Me das la plata ya, hijo de puta! ¡Con razón no sabes tirar si una pasiva como cualquier otra! ¡Aprende a tirar y después cobra, hijo de puta!

Recuperé mi dinero, pero hoy, más que nunca, creo que los 100% activos sean un mito.

Rubio Tarado.
Enviado por Ombres.

jueves, junio 28, 2012

LAS VIBORAS EN EL AMBIENTE GAY



El término víbora es una verborrea muy utilizada dentro del ambiente gay a nivel mundial, es una forma de hacer daño con la palabra, muy bien utilizado por quienes se han dedicado a la especialización del léxico en cuestión, que para algunos es tan desagradable como divertido, siempre y cuando no sea dirigido hacia uno.

Muchas personas del ambiente gay se han dado a la meticulosa especialización de viborear tanto así que rayan en lo desagradable, los primeros minutos incluso horas, todo bien, pero luego de un tiempo el solo estar escuchando palabras sin sentido, ofensas incoherentes, sobrenombres fortuitos, ya las cosas se van calentando, al extremo que muchos no lo soportan y deciden abandonar lo que dio inicio quizá como un juego.

También nos tildan de víboras por el hecho del daño que podría ejercer un mal comentario, por lo regular dirigido a un tercero con la intención de generar polémica entre el grupo que es lanzada la viboreada, en la gran mayoría de las veces los comentarios pueden ser tan hirientes como hilarantes y el fin de todo es hacer reír al grupo ó herir al individuo en cuestión.

Este círculo vicioso puede no ser el mundo que quisieras conocer en el ambiente gay, no hay necesidad de soportar este tipo de léxico en tus amigos, las cosas claras desde el inicio, con respeto, tacto y si en realidad esto no te mueve, lo mejor será abandonar esas amistades que se dedican a hacer más daño que el constructivismo que pueden dejar en tu enseñanza por la vida.

Como siempre he dicho, la vida gay no solo consiste en hacer ver mal a los demás tomándolo como un mecanismo de defensa, somos personas muy inteligentes que damos mucho en la vida, somos profesionales de éxito, además de tener muchas más virtudes, recuerda no todos somos iguales, no pienses que el ambiente gay es igual en general, tienes que conocer más sobre la cultura y las diferencias existentes dentro la misma comunidad, esto te dará la pauta para escoger donde quieres estar y quienes serán tus amigos más cercanos.
RATUITA
OMBRES

miércoles, junio 20, 2012

SAL DEL GUION


Hay un tipo de gente que me repugna, son las personas vacías que se quedan en la superficie, el tipo de individuos que te juzgan por la ropa que llevas, por el coche que conduces o por el importe de tu sueldo, y por…, con quien te acuestas no quieren conocerte más a fondo, no te dan la oportunidad de explicarles que piensas, ni tienes ocasión de mostrarles quien e...res, no les importas.

Pero se permiten insultarte, o aconsejarte para que llegues a ser como ellos, me revienta la gente que jamás se ha salido del guión que otros han escrito, pero que siempre hacen aquello que se espera que hagan, incluso condicionando su vida, porque un padre o un jefe, un activisa o una fundacion le han marcado la pauta a seguir.

Y se ha quedado solo, aislado en su triste monotonía, además te critique por hacer de tu vida una aventura, por experimentar cosas nuevas, por luchar por tus sueños o por intentar volar en un mundo donde la mayoría se arrastra.

Con la edad te ablandas o te vuelves contestatario, tanto una cosa como la otra presentan aspectos negativos, pero, por muy poco inteligente que seas… aprendes a creer en la gente, que duda, que se equivoca, que fracasa y tiene huevos y energía para seguir arriesgándose, solo quien se siente libre intenta mantenerse erguido ante todo y contra todos y conserva el valor para continuar buscándose a sí mismo y ser el todo un lujo entre tantos clones… Y no sabes bien cuanto me alegra que no te guste mi forma de vivir, me hace feliz saber que me condenas, que soy lo más distinto a ti.
“Alejandro Merlo Naranjo”.

jueves, junio 14, 2012

SOMOS O NO REVOLUCIONARIOS.

Pienso en todos esos padres que abandonan a sus hijos y a los cuales nadie les dice nada, esos padres que se desentienden de sus crías y que nadie los acusa, nadie los recrimina. Padres biológicos que apenas se enteran de un embarazo pegan la carrera como alma que se lleva el diablo y como sociedad nos hacemos los desentendidos. Los vemos ignorar olímpicamente su paternidad y nos quedamos como simples espectadores. Permisivos, apáticos, indiferentes. Qué nos importa. Total a la madre le tocará arreglárselas cuando nazca la criatura.

Lo que sucede ahora con Satya, una bebé de apenas cinco meses de nacida, es una clara muestra de la hipocresía, de la doble moral que a leguas huele a podredumbre y una discriminación que más parece una cacería de brujas y que aún no podemos erradicar.

Satya es hija biológica de Nicola Rothon, quien tiene una unión de hecho (así lo llaman los entendidos en leyes, pero en cristiano esto significa que viven juntas como pareja) con Helen Bickel, desde hace 14 años.

La historia comienza cuando llegaron a nuestro país hace cinco años, con intenciones de quedarse, de tener un hogar, de ser felices. Un día planificaron tener hijos y Nicola le pidió a un amigo que le donara semen, se embarazó y al poco tiempo llegó Satya, una hermosa bebé de grandes ojos azules. Decidieron inscribirla en el Registro Civil a los 19 días de nacida. Fueron a las oficinas del Registro Civil, a cambiar su estado civil de solteras por el de unión libre y a inscribir a Satya con el apellido de ambas.

Cuando oh sorpresa, los super pilas del Registro Civil se encontraron con que el sistema de ingreso de datos no contemplaba para nada la unión de hecho de estas inglesas y mucho menos la posibilidad de inscripción de un bebé con dos madres.

Y a partir de ahí el deseo de Nicola, Helen y Satya de constituirse legalmente en familia legal porque de hecho lo son y mucho mas honorables que la mayoría de las “legales”, ha sido un ir y venir por juzgados, defensorías, registros y audiencias. Los del Registro Civil les dijeron que no se hagan problema y que Nicola inscriba a Satya como madre soltera. Que la bebé no puede tener dos madres, válgame Dios, una bebé tiene padre y madre, pero nunca dos madres. Y eso que esto sería lo mejor para la bebé.

Funcionarios de pacotilla, abogados mediocres de medio pelo que no miran más allá de sus propias narices, que no entienden ni así se les explique con dibujitos que la Constitución ecuatoriana permite a parejas del mismo sexo conformar uniones de hecho y establece que estas uniones generarán los mismos derechos y obligaciones que tienen las familias constituidas mediante matrimonio.

Pero ellos mojigatos de conventillo, que se rasgan el pecho y pegan el grito al cielo, por defender el bienestar de Satya, ellos los mismos que son indolentes frente a tanto niño abandonado y a tanto padre irresponsable. Ellos lo que quieren justificar su intolerancia al amor de estas dos mujeres, esconden su odio discriminatorio, su homofobia tras leguleyadas, resquicios podridos que les sirven para llenar sus faltriqueras.

Y lo que es peor, estos retrógrados, encuentran apoyo en autoridades que les da culillo solo de pensar que tendrán que enfrentarse a los curas que aún mandan en estos lares si es que aceptaran inscribir a Satya con sus dos madres.

La intolerancia, la discriminación, el odio, la homofobia van ganando, el 21 de mayo un juez ecuatoriano resolvió contra ellas en su proceso para inscribir a Satya como hija de Nicola Rothon y Helen Bickel.

Y yo me pregunto y la Constitución?, la Carta Magna?, la Madre de todas leyes?, la que nos defenderá y velará porque nuestros derechos sean respetados, independientemente de cuál sea nuestra orientación sexual, dónde queda, dónde se la meten estos pseudo paladines de la justicia. Dónde queda el futuro de una niña amada por sus dos madres, dónde quedan sus derechos como ciudadana en un estado que dice ser laico y que en la práctica sigue manejado alegremente por lo que dicta una iglesia retrógrada y corrupta.

Por: Yazmín Bustán
Publicado por Revista Zonalibre

martes, abril 03, 2012

NO TODOS LOS GAYS SOMOS IGUALES

¿POR QUÉ NOS METEN A TODOS EN EL MISMO COSTAL?



No sé porque muchos piensan de que solo por el hecho de que soy “gay” tan solo busco sexo.

Al contrario, no quiero sexo por sexo. Solo quiero ser como soy y nada más
Yo busco: compañía, alguien con quien reír, un apoyo emocional, una sonrisa, un abrazo, un te amo… Quiero sentirme nervioso al decir te quiero. Quiero querer, correr y moverme así de rápido como los latidos de mi corazón. Yo me busco a mí mismo.

Por el hecho de ser gay, no busco solo sexo.

Hay algunos gays que generalizan y dicen que todos los gays somos promiscuos, que todos los gays lo único que nos gusta es el sexo, y hasta para colmo… son los mismos gays de baja cultura los que hasta nos tildan a todos como “putas”… aduciendo que porque somos gays nos gusta pagar o pagamos por sexo.

Justo por esa gente que no tiene amor propio, cierta gente no cree en nosotros…

Simplemente es mejor que ellos se pongan un letrero que diga abiertamente “Busco sexo” y demuestre su desesperación y vacio eterno. Y no nos metan a todos en su colada.

Yo creo en mí mismo, creo en el amor a la vida, creo en el compartir diario. Creo que también puedo enamorarme…pero no quiero enamorarme del prototipo ya cansón del gay fatuo y vacío que no sabe nada que hablar, a menos de con cuantos se ha acostado.

Es penoso ir a un a un sitio gay, sea cual fuere y ver como la gran mayoría se muestra como si fuesen carne barata.

Gay, tan solo es un sinónimo de hombre homosexual, que no significa que
todos los gays seamos iguales o caigamos en el mismo prototipo, incluso a veces “tonto” incentivado por las mismas fundaciones.

Conozco gente que no circula por el “típico ambiente gay” y me incluyo:
Somos alegres, cautivadores, vivos, inteligentes y si tenemos temas interesantes de qué hablar.

El hecho de que sea gay, no significa que entre a un baño público, un sauna, una disco o un video como que fuese carne barata, y este sediento de sexo, por encontrarme incluso con hombres que aducen ser heterosexuales y andan a la cacería a ver si se comen un maricon y luego caer en este juego humillado por este supuesto “macho”.

- ¿A quién se podría llamar heterosexual cuando entra a buscar sexo a un sitio gay?

Gay para mi es aquel que se respeta, se valora como ser humano y que ante la adversidad se auto impulsa a seguir adelante. Antes que gay soy hombre , y por eso soy sincero y no quiero caer el chisme y en la critica destructiva que ahora ya se ha vuelto pan de cada día en el ambiente gay ecuatoriano y hasta en las mismas fundaciones que incluso promueven este tipo de falsos modelos, a base de su un discurso trillado de falso empoderamiento.

Un hombre te dice siempre lo que piensa a la cara y no habla mal de ti a tus espaldas.

Yo fui educado así, eso aprendí de mi padre y mi abuelo. La educación se la trae desde tu casa. Es por eso que “no todos los gays somos iguales”.

Conozco a los típicos que están tras los baños públicos o andan en sus autos tratando de trepar a alguien, buscando siempre carne barata, pagando por sexo, porque ni ellos mismos se quieren debido a que pagan más al cachero para que tenga sexo sin condón porque ellos saben que tienen alguna enfermedad en la que pueden hacer daño a otros. Ese ambiente gay en que unos se viven dañando a otros, no es el mio.
“No todos los gays somos iguales”.

Prefiero “amarme a mi mismo” hacer las cosas con pasión, porque encasillarme en el “modelito” de que todos los gays “solo buscamos sexo” es simplemente “no respetarme a mi mismo ni a los de mi especie.”.

Por: Byron Alessandro
byron_898@hotmail.com