sábado, abril 29, 2017

EL ACTIVISMO GLBTI EN ECUADOR PROVOCA INDIGNACIÓN


Mi paso por el activismo LGBTI en Ecuador ha atravesado muchos infortunios. Entre los principales, caer en la cuenta de que en su mayoría es un activismo "ONGista" que en mayor o menor medida vive de los cooperantes internacionales y nacionales, haciendo acciones que poco o nada tienen que ver con procesos de incidencia para la consecución de derechos civiles. Las ONGs más fuertes han vivido de la problemática del VIH-Sida, relegada exclusivamente a los hombres que tienen sexo con hombres, invisibilizando la vulneración de derechos que vivimos quienes componemos las demás letras de la sigla.

El VIH se convirtió en el mejor pretexto para captar fondos, que más que ayudar en la disminución de la problemática, ha servido para mantener los estándares de vida de quienes supieron aprovechar el boom de las ONGs. Estas tampoco tienen la sana práctica de rendir cuentas sobre sus actividades y presupuestos a nadie, solo a sus cooperantes para "justificar" los fondos percibidos. El público meta "beneficiado" de su trabajo jamás se entera cuánto reciben, en qué gastan la plata y si realmente ha afectado positivamente su labor en el bienestar de las poblaciones LGBTI; y lo que está demás decir, nadie sabe cuánto mismo ganan quienes fungen como presidentes, directores y/o coordinadores de estas ONGs.

Es fácil entender porqué estas ONGs no luchan por derechos civiles ni se pelean contra el Estado y/o el Gobierno para demandar estos derechos, porque hacerlo implicaría enfrentarse contra Goliat y bancarse una pelea que no están dispuestos a enfrentar por su cobardía y, en muchos casos, su comodidad. Su política es mantener perfil bajo si acaso se atrevieron a meterse por un momento en la lucha política de un derecho como, por ejemplo, el reconocimiento de las familias homoparentales, matrimonio igualitario o el género en la cédula; y esperan con un mutis impresionante a que su silencio se vea recompensado luego con el reconocimiento de ese derecho, esperanzados en que sus pocos, y ciertamente malos, contactos políticos les ayuden a mover los temas en el Legislativo o Judicial donde están sus demandas arrinconadas y polvorientas.

El activismo LGBTI de Ecuador inspira lástima e indignación. Pocas son las voces que han salido sin contar con cooperantes ni estructuras a jugarse todo por sus derechos. Voces como las de Diana Maldonado y su pareja Maribel Serrano que exigieron a viva voz que el Registro Civil reconozca su unión de hecho como estado civil en la cédula. Voces como Silvia Buendía, que sin ser lesbiana, ha cogido esta causa como la suya y pelea las luchas LGBTI, en particular la del matrimonio igualitario.
Voces como la de Luis Garcés que perseveró hasta lograr traer a Ecuador la iniciativa "Todo Mejora", destinada a darle una luz a adolescentes y jóvenes LGBTI que sufren bullying por su condición sexo-genérica; y por qué no decirlo, la voz de mi pareja, Gaby Correa, y la mía que hemos puesto nuestro rostro, nuestro amor y nuestra propia vida juntas para que poco a poco la sociedad abra su mente y entienda porqué el que dos personas del mismo sexo no accedan al matrimonio es simplemente discriminatorio; y porqué la unión de hecho entre homosexuales debe reconocer a los niños/as nacidos en dichas uniones como hijos/as de la pareja.

Además quienes me conocen o siguen mis actividades, saben que mis luchas van más allá de los derechos LGBTI, me movilizan todos los derechos humanos, y me rebelo ante este régimen nefasto y opresor.

No quiero dejar de reconocer a muchas voces anónimas LGBTI que desde sus trincheras exigen derechos, sin tener otra finalidad que no sea esa; y no quiero dejar de mostrar mi desprecio por aquellas otras "voces" que han hecho del activismo LGBTI su plataforma política y espacio personal de "figureteo", a través del lamebotismo al régimen de turno, para alcanzar miserables espacios de poder desde donde se dedican a "joder" a quienes sí luchamos por convicción por nuestros derechos y contra la tiranía.

Debo confesar que la redacción de este texto nació al ver el spot de convocatoria a la marcha y actividades del Orgullo LGBTI 2015 en Quito, pero no podía empezar por esto sin contextualizar lo anterior, porque lo anterior se liga directamente al spot en mención y a la lógica del Orgullo LGBTI.

Les pido malgastar 30 segundos de su tiempo para ver el spot. Gracias por verlo.



Pido disculpas por haberles hecho ver esta producción pobre en concepto y en mensaje, pero era necesario para explicar mi indignación. ¿Qué vieron en el spot? Tacones, una corbata, una bota, labiales, bocas pintadas, siluetas en baile, agarrada de manos, beso, rostros, una mujer alada y, como una imagen casi imperceptible, una "familia diversa" de dos hombres con una niña. El hashtag a usarse #SoyNoveleroSoyLGBTI, el cual deviene de un intento penoso de vincular la palabra novelería a la lucha por los derechos LGBTI, casi o más penoso que el intento de Marcela Aguiñaga de vincular la palabra "sumisa" con la lucha y reivindicación de los derechos de las mujeres. Vimos lo mal que quedó Marcela en redes sociales por esta "inteligentísima" relación, y cómo la ciudadanía tuitera la arrastró por todo el ciberespacio. Pues al parecer, quienes organizan el Orgullo LGBTI en Quito no siguen la dinámica del tuiter y tampoco tienen conocimiento de los aconteceres políticos y de las reacciones de la gente. Nadie relacionaría novelería con el tema de la defensa de los derechos.

Debería quizá felicitar a los realizadores del spot por su sinceridad. Ya que muestran con total desempacho lo que es la mayor parte del activismo LGBTI en Ecuador y que se plasma en la organización del Orgullo. Un activismo encargado de mostrarnos como maripositas emplumadas, semidesnudas, entacadas, pintarrajeadas, farristas a morir, orgullosas de representar el estereotipo que nos encasilla y caricaturiza.

Un activismo que se conforma con que ya no seamos delincuentes, y que cada gay tenga la provisión de condones respectiva para no ir transmitiendo el VIH por doquier. Un activismo que considera que la unión de hecho es el clímax de la consecución de derechos en Ecuador; una unión de hecho que solo protege la sociedad de bienes de la pareja pero no a las hijas e hijos nacidos en dicha unión, desconociendo por completo a las familias homoparentales. Un activismo que ya no reclama en alta voz el género en la cédula para las personas trans, porque es un tema que eriza los pocos pelos en la cabeza de Correa.

Un activismo que intenta deslegitimar la lucha por el matrimonio igualitario porque lo considera clasista y nada relevante para la tan aclamada "igualdad de derechos" y porque, sobre todo, exaspera los nervios ya trastocados del Presidente de un Estado laico, que se va al Vaticano a jurarle al Papa que en Ecuador el matrimonio es la unión de hombre y mujer, y que la familia ecuatoriana es la familia tradicional conformada por mamá, papá e hijos. Y, ¿quién quiere despertar la furia de Goliat?

Imagino, en mis delirios activistas, una marcha del Orgullo LGBTI, en donde las y los marchantes no se muestren orgullosos de reconfirmar el estereotipo que la sociedad les ha impuesto, sino una marcha digna, valiente, orgullosa de alzar la voz y reclamar los derechos que constantemente nos niegan este Gobierno y el Estado. Imagino acompañar carros alegóricos no llenos de personas semidesnudas y exuberantes bailando reggaeton o electrónica, sino con grandes escenarios elaborados graficando los derechos por los cuales peleamos: un carro alegórico sobre el matrimonio igualitario; otro sobre las familias diversas; otro de adopción; otro del género en la cédula; otro de trabajo sin discriminación; otro de salud especializada LGBTI; otro de educación inclusiva; otro contra el Plan Familia; otro... y la gente montada en cada carro gritando consignas relacionadas con ese derecho particular que visibiliza su carro; y que el hashtag a usarse sea #DerechosLGBTI.

El activismo LGBTI en este país debería mostrarse orgulloso de exigir derechos, igualdad en el acceso a todos los derechos; orgulloso de exigir que seamos ciudadanos de primera y no de segunda o de tercera como ahora lo somos; y no mostrarnos como noveleros/as. Aún le queda tanto que madurar al activismo LGBTI en Ecuador. Por eso este año no salgo a la marcha del Orgullo LGBTI en Quito, porque al menos yo no soy novelera.

NO SOY NOVELERA
por Pamela Troya


Fuente: http://www.planv.com.ec/ideas/ideas/yo-no-soy-novelera

viernes, diciembre 02, 2016

GLBT BUSCAN ACCEDER A LA EDUCACIÓN EN ECUADOR


Foto: El Comercio

En el campus de la Católica, en Quito, Nua Elizabeth Fuentes Aguirre pasa como una universitaria más. Lleva el cabello largo suelto, apenas resalta sus ojos con delineador negro y sus labios con un tono rojo. Calza botines bajos, se mueve cómoda en jeans tubo y como otras jóvenes, carga una mochila. ¿Cómo te llamabas antes? Nua, de 24 años, frunce el ceño al oír la pregunta y luego sonríe indulgente. Comenta que no es muy cortés averiguar eso a alguien que pasó un proceso de transformación. Es una mujer transgénero lesbiana. Nua en shuar significa fertilidad. Es el nombre que escogió tras haber empezado la carrera de la que egresó de socióloga, con mención en política. En los dos últimos años ya asistió a clases como una mujer. Quien dirige su tesis está al frente de la Escuela de Sociología y le ayudó en el cambio de nombre de sus documentos universitarios. 

No ha sentido discriminación ni cuando usa los sanitarios de mujer en la Facultad de Ciencias Humanas. Cree que se debe a que es un espacio académico. “Más bien he recibido acoso en la calle y en el bus, como la mayoría de mujeres”. Esto porque pasa como una chica más. Pero visibiliza su identidad diversa al ser activista del Proyecto Transgénero. Es vocera de la plataforma nacional Pacto Trans. 

En estos días se cumplen 19 años desde que en noviembre de 1997, el Tribunal Constitucional eliminó unos párrafos del Código Penal, que criminalizaban la actividad sexual entre personas del mismo sexo. Pese a ciertos avances, apunta, aún hay mucho por hacer. No quiere que los transexuales se empleen solo como peluqueros o trabajadores sexuales por no poder acceder a la educación. Ahora mismo se siente inconforme porque deberá colocarse en una fila de hombres, para votar en las elecciones de febrero del 2017. En su cédula se lee “sexo hombre”. Fue parte de los debates en la Asamblea para el trámite de la Ley Orgánica de Gestión de Identidad y Datos Civiles. Por eso, reitera, los Lgbti pelearon por el género universal, no opcional. 

“Nos segregan, hay cédulas diferentes: unas con el sexo, que tienen los heterosexuales, y las de género, de personas con identidad de género diversa. Eso se basaba en el derecho a la autopercepción”, reflexiona y repite que no entrará en un juego discriminatorio, en el que se le obliga a llevar dos testigos al Registro Civil. 

“El oficialismo ha hecho ver que nos han dado bastantes derechos, pero seguimos siendo ciudadanos de segunda clase”, opina Berni Freire, una de las integrantes de Pakta, palabra kichwa que significa ‘igual’. Este es un consultorio jurídico que defiende causas de los Lgbti. De mayo del 2014 a diciembre del 2015 han atendido a unos 150 usuarios. La Constitución, para Freire, es “bipolar” pues dice que todos son iguales y tienen derecho a una familia. Pero también que las parejas homosexuales no se pueden casar ni adoptar. Entre los temas que atienden están pérdida de trabajo, cuando los jefes se enteran de que su empleado es gay o tiene VIH. Señala que la presión hace que dejen el empleo. Y eviten hacer público su caso. Esta abogada también cita el caso de Pamela Troya, a quien no se ha respondido de forma positiva sobre su pedido de matrimonio civil igualitario. 

Danilo Manzano, otro activista, estuvo a cargo de la organización del evento ‘Sal del clóset’, el viernes anterior. Invitaba a los Lgbti a dejar todo clóset que provoca dolor y discriminación. Le preocupa que en los colegios no se hable de sexualidad y muchos jóvenes no puedan conocer sobre la diversidad sexo genérica. “Ser gay o lesbiana no es una patología”, señala y cuenta que hombres de 50 años recién están dejando el clóset en el país. 

Nua también quiere acompañar a jóvenes. Desde hace dos años se somete a un tratamiento de bloqueadores de testosterona y hace un año y medio, a otro con estrógenos. No busca una cirugía de reasignación de sexo. Antes de empezar con la transformación pasó por consultorios de psicólogos. Hoy cuenta con el apoyo de su mamá. Su papá ya no le habla. Él era un general de la Policía y ella es suboficial. A futuro se ve como profesora universitaria.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/tendencias/lesbianas-gais-bisexuales-acceso-educacion.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

miércoles, octubre 19, 2016

POR AMBICIONES POLÍTICAS, EL ACTIVISMO GLBT VOLVIÓ FARÁNDULA

No se puede afirmar que la familia Machado - Rodríguez sea una familia tradicional ya que la diversidad está en las identidades de género de dos de los sujetos que integran esa familia de madre, padre y niño: la madre es una mujer trans y el padre es un hombre trans.

Las apreciaciones que yo hago son tres:

1. Biológicamente, no hay hecho extraordinario alguno, ni cosa especial o sin precedentes:
todos los días, millones de personas en el mundo, de todos los géneros, engendran, se preñan y paren.

2. Socialmente, sin embargo, sí hay a mi criterio un mérito en este caso, que es el mérito de generar una cierta pedagogía, a punta de visibilidad, que puede llevar a que la sociedad empiece a reflexionar sobre los derechos sexuales, reproductivos y familiares de las personas trans.

3. Jurídicamente, en cambio, y esto es lo lamentable y lo que no debería celebrarse, el caso de la inscripción del niño LJUBEZ MACHADO RODRIGUEZ es un fracaso civil.

El caso muestra los límites de la ley ecuatoriana: En lugar de reconocer que Machado es el padre de Ljubez (como en efecto lo es) y que Rodríguez es la madre de Ljubez (como en efecto lo es), el Registro Civil ha afirmado violenta y transfóbicamente que Rodríguez es el hombre femenino-padre legal de Ljubez y que Machado es la madre legal, a secas. Esto en virtud de que Rodríguez está inscrita como hombre femenino ante la ley ecuatoriana y Machado (que por no ser ecuatoriano aún no puede inscribirse como mujer masculina) está inscrito por la ley de su país, aún más transfóbica que la nuestra, como mujer a secas.

Aquí lo triste e irónico es que Rodríguez es la persona que se bajó los pantalones a cambio de agradar al poder y traicionó a su movimiento, aceptando que la ley por la que tantas personas luchamos a lo largo de cuatro años, termine aprobándose como una ley que califica a las mujeres trans como hombres femeninos y a los hombres trans como mujeres masculinas.
Eso es muy violento, muy transfóbico y es aquello que debemos de luchar por derogar. Para que mañana, cuando haya una candidata trans, esa candidata no tenga que pasar por la violencia de figurar en la lista electoral como hombre femenino entre dos mujeres, o para que mañana un hombre trans no tenga que pasar por la violencia de verse obligado a figurar como "mujer" para que, en trámite excepcional, su apellido "materno" sea el primero que lleve su hijo.

Lo triste es que Rodríguez siga siendo padre, y lo triste es que Rodríguez siga siendo HOMBRE FEMENINO ante la ley. Pero lo más triste de todo, por cierto, es que por ambiciones políticas Rodríguez tape el sol con un dedo y celebre los límites transfóbicos de la ley.

Elizabeth Vásquez

martes, mayo 24, 2016

RELIGIÓN Y DIVERSIDAD SEXUAL EN ECUADOR



Aunque el 95% dice ser Católica y ahora el Cristianismo Evangélico esta avanzado, las diferencias entre creencias y practica son abismales. Es decir "Se predica pero no se practica". El Ecuador lastimosamente mantiene rasgos de corrupción a todo nivel, y de esto no se libran los católicos ni cristianos evangélicos. En pocas palabras "Por la plata baila el mono".

"En investigaciones realizadas sobre religión en "Ecuador" un sacerdote concluía "La religión oficial del Ecuador es la viveza criolla".


Es decir pensar que el otro es tonto. Si una persona es honesta, respeta las leyes, trabaja duro, es tonta y aparece el vivo que quiere aprovecharse del otro. Y esto sucede incluso con los famosos líderes religiosos y ahora sobre todo aún más con los famosos predicadores de televisión. 

Y para despistar todos los manejos irregulares que se dan en las Iglesias , grupos religiosos, y fundaciones ahora que con nuevas normativas en que se pide fiscalizar a estas instituciones, los grupos religiosos han extendido una campaña sucia en contra de las personas sexualmente diversas. Es sucia porque mienten a sus files sobre homosexualidad presentando folletos con fotos grotescas en las que tratan de inducir a sus fieles que la homosexualidad es igual a zoofilia (Personas que tienen sexo con animales). Extienden grandes propagandas en sus medios de comunicación aduciendo que los homosexuales defienden el aborto. 

Pero nunca escuchara a ninguno de estos grupos religiosos hacer campaña en favor de los mandamientos: "No matarás, No mentiras, No robaras". Peormente "No fornicaras" ya que la gran mayoría de ellos si lo hace.

Aparte de eso se suman las propagandas llenas de intolerancia en las cuales si uno "no se asume a su creencia" puede ser considerado 

incluso hasta salvaje. Tales son los comentarios que se emiten en medios de comunicación evangélicos que a los indígenas que respetan a la "pachamama" ( La Madre Tierra) se los llama indígenas salvajes. A los que respetan y luchan por la conservación de la naturaleza como son los ecologistas los llaman idolatras. A los homosexuales se los llama aberrantes. Es decir usan infamemente el nombre de Dios para causar divisiones en los seres humanos con intereses oscuros que en su mayoría nos vuelven globalizados al sistema capitalista tratando de que los seres humanos tengan un solo sistema, religión y creencia. ( Sociedad Robótica). Apoyando siempre a los Estados Unidos, del cual siempre según las organizaciones protestantes nunca saldrá el anticristo.

La hipocresía en cuanto a practicas sexuales de los religiosos es ya un acto de cinismo. Cuando se les enfrenta sobre sus practicas sexuales, incluso la pedofilia, niegan absolutamente todo. Aduciendo que ellos como hombres de Dios no pueden tener tales practicas.

La religión para muchos se vuelve un negocio supremamente bueno donde les da un nivel de calidad de vida igual a los de una persona perteneciente a la clase alta. Siendo muy pocos los que realmente se dedican al servicio y amor a los demás tal como lo hizo Jesús.

Lamentablemente en cuanto a homosexualidad, predican siempre como que los homosexuales están inmiscuidos con drogadicción, robo, perversión. Pero jamás predican que los homosexuales abundan en sus filas. Siendo los religiosos homosexuales los que más atacan a los mismos homosexuales, sean estos curas, pastores y miembros de estas instituciones. Abusando de que nadie los va a denunciar, porque son ellos mismos los que han infundido un miedo a que los homosexuales puedan decir al resto su orientación sexual.

FRANCISCO GUAYASAMIN 

jueves, marzo 24, 2016

EN UNA COMUNIDAD DONDE TODO SE FRAGMENTA, NO EXISTE INCLUSIÓN

Entrevista a Kevin Tobar Pesantez sobre lucha LGBTI en Ecuador.



¿Cómo evalúas la lucha LGBTI en Ecuador?

Mi percepción como ecuatoriano que vive en el  extranjero la tengo de mis amigos, pero también
veo que les falta tener valor para salir a la calle cuando van a ser sus performances. Por ejemplo a mi me da cosas porque no vemos a otras parejas homosexuales tomadas de las manos en la calle y cuando llegue a Ecuador dije “Ok, no debemos tomarnos de la mano, porque nos vamos a sentir como raro o inseguro”.

Entonces, ¿”lo raro” no se presenta en New York?

No mucho, porque en New York las libertades como tomarse de la mano es normal. Tú haces lo que quieras hacer, porque gozas de derechos, pero en Ecuador esas cosas son vistas como raras, pero nuestros amigos nos dieron seguridad, pero aun así debemos comportarnos en ciertos lugares.

¿Para usted, que debe cambiar la lucha LGBTI en Ecuador?

No pensar en un grupo sino pensar en la comunidad. Todos somos iguales. Por lo que, se debe hacer talleres, cursos, trabajar en lo que se quiera sin importar la orientación sexual. Por ejemplo, en el taller del manejo de la voz en la UCE fueron muchas personas, donde la orientación sexual no era importante. Las protestas son importantes y tienen validez pero no es suficiente. Se trata de inserción no solo de pedir derechos, como el aspecto negativo de Estados Unidos.

¿A qué aspecto negativo se refiere de la lucha LGBTI en E.E.U.U.?

La lucha es muy específica, se obtuvieron derechos pero existen espacios solo de gays y las personas
heterosexuales no asisten a esos espacios y viceversa, entonces al no pensar en una comunidad todo se fragmenta y no existe la inclusión.

¿Qué significa la “Inclusión LGBTI”?

Los homosexuales, transexuales, bisexuales, etc., deben participar en toda actividad pública o próvida, desde impartir servicios hasta el trato personal, porque todos somos humanos
y las categorías deben eliminarse, porque todos somos humanos.



Kevin Tobar Pesantez es ciudadano ecuatoriano estado unidense de 29 años, a sus 18 años obtuvo una beca para estudiar económica en Estados Unidos en la Escuela de Londres de Economía y Ciencia Política. Sin embargo, a su regreso a Ecuador no le validan los titulos obtenidos en Estados Unidos y
Madrid, en Ciencias Económicas y Edición Cinematográfica.

Así, se muda a San Antonio de Texas con su novio Cristofer Ignacio, donde trabaja en 2Leaf Press una compañía de film y edición cinematográfica. Ademas, de enseñar economia en el Intituto AIDS Foundation en Estados Unidos estado Texas.

FUENTE: PERIÓDICO UNIVERSITARIO “UNIDOS”

Información sin exclusión
Responsables: Soledad Dueñas, Jessica Piarpuezan, Karla Palacios



martes, marzo 22, 2016

MATRIMONIO GAY VS. UNIÓN DE HECHO EN ECUADOR




Legalizar la unión de hecho no afianza a que la inclusión en la sociedad sea totalmente valorada,
las personas LGBTI siguen siendo excluidas, incluso en conjunto de la creación de una comunidad
solo para ellos.

Asamblea Nacional Constituyente del Ecuador aprobó el 21 de abril del 2014 el estado civil a las uniones de hecho entre personas del mismo sexo, con la garantía de acceso a todos los derechos del
matrimonio.

El artículo 67 del Código Civil afirmaba que una unión de hecho es una relación “estable y monogámica de un hombre y una mujer libres del vínculo matrimonial”, por lo que, se reforma los
términos hombre y mujer, por personas. Sin embargo, el goce de derechos no incluye la adopción.

Desde la reforma del Código Civil el Registro Civil contabilizó sólo 107 uniones de hecho entre
personas del mismo sexo frente a 759 uniones de hombres con mujeres, debido a que la Unión de
Hecho se legaliza siempre y cuando la pareja compruebe al menos dos años de convivencia.

Sin embargo, Rosemary Cedeño lesbiana de 21 años dice, “la legalización del matrimonio homosexual es un negocio que sirve como excusa para poner a los homosexual dentro de
una sociedad excluyente, porque al nominarnos a través de la institución legal nos establecen limitaciones, y estamos en función al poder”.

Rosemary vive con su novia hace cuatro años y no necesitan legalizar su unión de hecho, sin embargo, el rechazo de la sociedad es inevitable, así que la solución afirma no es la
legislación sino la inclusión LGBTI.

Personas LGBTI afirman que la legislación del matrimonio es una forma de representar la categorización y exclusión de la sociedad, mas no tratar a las personas como seres humanos.

Juan Pablo Vega, gay de 29 años, afirma “desde la legislación de la unión de hecho ni siquiera el
50% de los homosexuales se han registrado, porque la solución no es categorizarnos sino que nos
acepten, no solo que nos nominen para vincularnos como personas normales”.

Sin embargo, German Ríos, gay de 32 años afirma que “la legislación de la unión de hecho permite que los homosexuales gocemos de derechos, aunque todavía tenemos que probar que vivimos juntos por lo menos dos años”.

Además, Juan Pablo Vega, afirma “el matrimonio es un negocio, porque son miles de dólares que
ingresan a las arcas de los registros civiles; luego, muchos recién casados pagan más plata por celebrar el compromiso. Es plata gastada y se necesita de personas que despilfarren su dinero, por esa razon el Estado quiere ahora hablar de igualdad de genero, porque le hace falta dinero y
no tiene como robarlo”.


FUENTE: PERIÓDICO UNIVERSITARIO “UNIDOS”
Información sin exclusión
Responsables: Soledad Dueñas, Jessica Piarpuezan, Karla Palacios.



ACLARACIÓN: En los actuales momentos  ya no es necesario  declarar que las personas que desean realizar una unión de hecho hayan convivido dos años juntos. No existe tiempo límite. 

Cuando se firma un contrato de una  unión de hecho inmediatamente se adquieren  todos los deberes y obligaciones que un matrimonio civil demanda en Ecuador. Lo único que no se puede es adoptar,  aclarando que el hecho de adoptar, no significa que todos los padres heterosexuales sean calificados. 

El requisito principal es que los dos sean ciudadanos que estén viviendo  legalmente en Ecuador, Si son extranjeros tienen que tener una Visa de residencia y su cédula de ciudadania ecuatoriana . No se puede contraer con Visas de Turista o de Merco sur. 

Si desea mayor información o contraer una unión de hecho puede comunicarse con Francisco Guayasamin al 0986588404 o escribir a paiscanela@yahoo.espaiscanela@yahoo.es



sábado, marzo 19, 2016

ORGANIZACIONES GLBT EN ECUADOR QUE SE ENRIQUECEN A TRAVÉS DE LA VICTIMIZACIÓN

Entrevista a Daniel Moreno artista drag queen y creador de Centro de Arte Dionisios.



¿Cómo vivió la lucha de derechos LGBTI en Ecuador?

Yo viví el crimen de odio de los años 80, vi como desaparecían amigos por el escuadrón volante viví violaciones físicas y de derechos. En los años 90 se introdujeron los guetos sociales de la prostitución, transexuales y travestis. Era un estado de persecución, pero ahora en los 2000 se abusan
de los derechos de las comunidades homosexuales, ahora se dice bulling pero antes te mataban porque la familia prefirió que su hijo se muera a que se sepa que es homosexual.

¿Qué diferencia existe la lucha LGBTI en Ecuador y Europa?

Cuando fui a España vi que los homosexuales si podían tomarse de la mano, y no desgastarse de amor como en Ecuador. Porque, no podías salir a la calle con tu pareja. Pero, sobre todo te
desgastas porque tienes conciencia de tu homosexualidad.

¿Qué significa tener conciencia homosexual?

Significa que no dices ser gay porque te dice la hormona. Si no, porque sabes que te hace ser homosexual, porque tienes un proyecto a futuro, no solo por deseos sexuales o por ser parte de
la sociedad del desechable, donde las parejas son espontaneas y se desechan los sentimientos. En vez, de pensar en los objetivos de la relación como pareja, de proyecto de vida.

Sin embargo, ¿Cuál ha sido el trato social cuando sale con su pareja?

Se dice que la sociedad ecuatoriana es muy liberal, pero todavía tiene muchos estigmas y más aún cuando eres de provincia. Mi enamorado es de Manabí, Tosagua y se encuentra con una sociedad quiteña semiliberada.

Me toma de la mano, me da un pico en la calle y cuando cae en cuenta que lo hizo, quiere esconderse o taparse, porque le da vergüenza.

¿Cómo vivió su vida homosexual?

No tuve necesidad de esconderme. Además, tuve una persona que me guió en la vida homosexual, me enseño como expresar mi sentimiento, lo que es tener pareja. No tener la necesidad de esconderme. Él fue muy cuidadoso, cariñoso, afectuoso. Nuestro primer beso fue a los seis meses, me enseño
que una relación significa compartir no utilizar, porque soy un ser humano sobre todo. Nunca tuve enamorada, no tuve la necesidad de esconderme tras una mujer por mi familia.

¿Por qué el humano y no el homosexual?

Porque sentimos como humanos, para compartirlo todos, perdiendo la barrera del género y la sexualidad, para ver al otro como humano. Olvidandoque es el drag Queen, el gay, porque
simplemente ves que ama y que sufre de amor. Rompiendo así la barrera de la homofobia y los tabúes.

¿Cómo contrarrestar los tabúes?

Los tabúes los crea la sociedad y la misma comunidad gay a través de los guetos que es un control político y cultural que genera dinero, porque  son víctimas y así las organizaciones se enriquecen porque minimizan y victimizan al ser humano.

¿Por qué mantener la victima?

Porque si soy una persona portadora de VIH, me tiene pena para darme los medicamentos, y las personas creen que se los merecen. Pero, ese no es el objetivo, porque se debe cambiar la palabra deben por luchar.

Se debe enseñar a luchar por un bienestar personal y social desde la organización,
para ser pro que no se dependa de nadie para avanzar en los proyectos de vida.

¿Qué significa el gueto gay?

Significa que no porque soy lesbiana necesito un gueto, o porque soy gay necesito solo fijarme en la minoría y que el resto sea aparte. Eso, es el gueto y no incluir personas heterosexuales y homosexuales donde la edad no importa, donde se mantiene a las personas dentro del sexo como parte de la prioridad humana. Porque, si eres homosexual te gusta el sexo y debo crear espacios para que solo tengas sexo porque eso te gusta.

¿Por qué el homosexual crea sus propios estigmas?

Porque es homofóbico, tras fóbico, o misógino, porque valoran lo que hace la persona más no lo que es la persona.  Porque, quieren fingir ante los demás. Es decir, portarse seriecitos. Porque,
tratan de ocultarse. Vivir en el que dirán.

¿Qué significa maricón?

Maricon es un hombre con baja autoestima humana. Mi padre abusaba de sus hijos, y eso es un maricon.

Una cobardía, minar a otras personas, pisotear a otro ser humano y abusar de él. Abusar de otra física y mentalmente porque se cree superior y se da gusto humillando a otros.

FUENTE: PERIÓDICO UNIVERSITARIO “UNIDOS”
Información sin exclusión
Responsables: Soledad Dueñas, Jessica Piarpuezan, Karla Palacios

HOMOFOBIA EN ECUADOR ¿VIOLENCIA O IMPUNIDAD?



El Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) realizó un censo a 2805 PERSONAS GLBTI  del EcuadoR. Los resultados: más del 50% de los censados afirmó ser excluido
y discriminado.

De la población encuestada, el 27,3% señaló haber experimentado actos de violencia: el 94,1%
manifestó haber sufrido gritos, insultos, amenazas y burlas; y un 45,8% declaró haber sido detenido
de forma arbitraria.

De las personas que manifestaron haber sufrido algún tipo de atentado contra su integridad por parte
de un agente de seguridad (27,3%), tan sólo el 8,3% hizo una denuncia. Las principales instituciones a las que acuden son la Fiscalía General del Estado con un 34,9% y la Policía Nacional del Ecuador con un 19,0%.

De las denuncias realizadas, el 55,6% declaró que no hubo sanción. Se precisa falta de seguimiento
de casos. El 9,5% respondió que las denuncias efectuadas aún se encuentran en proceso, mientras
que el 27,0% indica que existió sanción para los responsables de estos hechos, porque el respeto a
personas LGBTI no nace desde una concepción ideológica en la sociedad ecuatoriana, sino solo
civil, pero la instrucción familiar es la base principal del cambio.

FUENTE: Periódico unviersitario "Unidos"

viernes, febrero 19, 2016

EL ACTIVISMO FARANDULERO GLBT ECUATORIANO



Debido a la gran cantidad de “activistas” GLBT y en VIH SIDA que pululan en los actuales momentos, creo que varios nos hemos preguntado - ¿Qué es lo que hace que ellos se auto denominen como activistas?

Peormente con el show que estamos viendo en las redes sociales y medios de comunicación, donde cada cual desea ser realmente un o una “Super Star”, sin importar el ridículo que hagan.

Todos los días nos enteramos por internet como van apareciendo más y más activistas, con diferentes nombres de organizaciones pero el discurso no cambian, es el mismo.

En el caso del Ecuador vemos que los activistas faranduleros solamente se enfocan  en tres ejes: VIH SIDA,  piden derechos, derechos y más derechos que ya no saben que más derechos inventar y acaban siempre presentando a los GLBT como las víctimas.

Desde que conocí el mundo del activismo GLBT en Ecuador en el año 1997 no he  parado de ver como se utiliza el activismo para conseguir fondos que prácticamente sirven para el “embobar de poder a pocos”, donde por figurar y conseguir ventajas nos usan  a todos los GLBT como conejillos de indias sin ni siquiera nosotros darnos cuenta, presentándose ellos siempre como nuestros líderes, representantes, defensores y por poco…hasta nuestros “salvadores”.

No sé si han notado,  pero ninguno de estos activistas denuncia a otro activista cuando comenten  actos en los cuales ellos mismos pisotean los derechos básicos de los seres humanos. 

Últimamente hemos estado viendo un show en internet, medios de comunicación y redes sociales donde prácticamente el activismo GLBT es prácticamente un circo de muy mala calidad con producción totalmente improvisada donde el espectáculo es peor que un reality show totalmente deplorable y denigrante.

Ya varios lectores de País Canela me han descrito que el activismo actual es similar a una olla de grillos, en la cual ellos mismo tontamente tapan la olla, según ellos para que el otro no pueda escapar, pero a la final acaban comiéndose vivos entre ellos mismos.

Aquí no importa el sacar adelante a los sexualmente diversos, lo que interesa es prácticamente conseguir el sueño americano: “Fama y dinero”.

Pero si de todas maneras de lo descrito anteriormente, eres ambicioso, deseas dinero,  fama, viajes, reconocimiento, aplausos, premios y deseas ser parte del activismo farandulero GLBT ecuatoriano,  según experiencia propia y conversaciones con algunos otros muy buen observadores, te doy los requisitos y las características que debes tener:

-          Primero, preocúpate por ti mismo. Tu lema debe ser  “Primero yo, segundo yo, tercero yo”.  Solamente yo tengo la razón.  Yo opino, y mi opinión es la única válida. Según lo que yo opino y pienso, el resto tiene que adaptarse a mí. Tienes que creerte que eres tan importante, que el resto va a tomarte como referencia, porque según tu opinión los que te escuchan van a cambiar, en pocas palabras debes creer que tú, solamente tú “eres el centro del universo”.

-          Defiende a toda costa que la comunidad  GLBT existe. Esa es la única manera que tú te puedas auto denominar como  activista para así auto declararte  líder y presentarte ante los medios de comunicación como su representante.

-          Aunque en tu discurso hablas siempre que defiendes los derechos de tu querida comunidad GLBT, recuerda que un buen activista farandulero, no trabaja en comunidad. Lo importante eres tú, los que te apoyan y tu institución. Nadie más.

-          Ponte en la posición de maestro. Tú  lo sabes todo.  Eres el maestro en diversidad sexual. Tú no tienes nada que aprender. Busca discípulos o hijos en tu activismo. A ellos enséñales como tienen que actuar, pensar y comportarse. Manipúlales para que limiten su mente, se vuelvan apáticos, utilicen muy poco el cerebro. De esa manera serán parte del gueto y  no denunciarán ni reclamaran sobre todas las irregularidades que tú y tus compinches hagan. Eso, según tú es el “verdadero activismo”.


-          Ten solo tres temas  importantes para este tipo de activismo: VIH SIDA, derechos no importa de qué tipo y no te olvides de  presentar siempre a los GLBT  como víctimas. Eso da dinero.

(Del  arte, la espiritualidad, la cultura, la educación, las relaciones humanas, la ética, de eso mejor no hablar… eso no es rentable).

-          Preséntate como férreo defensor de los derechos, pide derechos, inventa derechos… pero eso sí, nunca hables sobre las obligaciones y deberes que implican obtener cada derechos. Incluso pisa tú mismo los derechos. Eso es el buen activismo para ti y tus compinches. Nunca leas la carta básica de los derechos humanos. Eso es un atentado para ti.

-          Declárate siempre como él primero. Eres el primero en haber logrado todo para beneficios de tu querida comunidad GLBT. Tu discurso es “Hemos hecho historia”. Eso es lo que más ansias.
       Siempre que des discursos como un buen político que utiliza a los pobres, habla de “tu querida comunidad” sea GLBT , LGBT , TLGBT, XXX o lo que sea,  pero es tu amadísima comunidad. 
     
Desde que te auto declaraste como “Activista” todo lo que no esté de acuerdo con tu forma de pensar y ser, es “discriminativo “y homofóbico.

Pero eso sí recuerda,  eso de la discriminación no funciona en ti. Como tú eres activista,  tú si puedes discriminar, tienes todo el derecho. Los activistas jamás se equivocan, siempre tienen la razón. 


-       Si alguien te denuncia que has hecho algo ilegal o que  tus actos son irresponsables, enseguida has el papel de víctima.  La víctima sabe manipular muy bien.

-          Da a entender que los GLBT pensamos y actuamos igualito a ti. Tú eres nuestro representante, eres nuestra voz, y todos obligatoriamente tenemos que seguir tu modelo, sino seremos calificados por ti, como “retrógrados”. Total tú eres una persona de mentalidad avanzada. recuerda que eres “open mind”,  para ti el insultar y demostrar tu falta de educación  no va de acuerdo con tu modernidad.

-          Como no te gusta investigar ni leer, ni estar en contacto con la gente que realmente necesita de tu ayuda, en las reuniones entre activistas, habla de tus viajes, de cómo te fue en tus congresos, en tus talleres, en tus invitaciones donde los honores son para ti.

-          En las reuniones con otros activistas de tu gran calibre,   inventa nuevos términos, nuevas palabras, trata de enseñar a la gente ignorante e inculta como se deben de escribir y decir las cosas que no afecten tu sensibilidad. En pocas palabras terminarás siendo todo un doctor honoris causa en vocablos académicos que nadie entiende… excepto los “activistas”.

-          La frase “La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí”
tiene que ser tu bandera de lucha. Ponla siempre en tus muros de las redes sociales, en tus carteles, en tus discursos, así acabarás convenciéndote  poco a poco del que no apruebe tu forma de pensar ni te acepte tal cual eres, es homofóbico.

-          Tu principal propósito en el activismo es la fama, es ser reconocido.  No importa a qué precio. Adoras la fama, el aplauso,  los premios. Por poco quieres ver tu nombre en marquesinas. Adoras la prensa, las entrevistas, la televisión. No importa que hagas el ridículo o armes escándalo,  lo importante es que la gente te reconozca y hable de ti.
     
Pide financiamiento a organizaciones extranjeras, ya que tú  eres tan caritativo, que defiendes a los pobres miembros indefensos de  la comunidad GLBT, y si no te dan por esa razón, por poco créete que eres madre Teresa de Calcuta.  

¡Pide dinero!... porque necesitas para ayudar a las personas viviendo con VIH SIDA.  Te preocupa tanto la salud de los demás, que tienes siempre  que pedir presupuestos altos para impedir esta pandemia avance.

-           “Disfruta de tu sexualidad” tiene que ser otra frase de guerra. No importa el daño que hagas con ella, no importa si traspasas el VIH  otras personas o las infectas, no importa si dejas embarazada a una mujer, no importa que tengas sexo de alto riesgo, incluso no importa que seas pedófilo. Lo importante es que tu sexualidad ha sido creada para disfrutarla.  Esa tiene que ser una meta de tu lucha por los derechos sexuales de las personas.

-          No defiendas ninguna otra causa. Si matan a los gays, si los sitos gays ofrecen mal servicio, si reparten condones de mala calidad, si hombres con VIH transmiten el virus intencionalmente a otros, si líderes en VIH siguen teniendo sexo sin condón, si tus asociados están malversando fondos, si ponen a un ladrón como representante de los GLBT en Quito Honesto, si ponen a gente con adicciones como veedores en VIH SIDA o activistas en el mismo tema. Quédate callado. Eso no da dinero. Es mejor proteger a tus amigos que tu fama se vaya por los suelos y tus financistas no te darán más fondos.
 
Si quieres ser parte del activismo farandulero ecuatoriano simplemente dedícate a defender lo que a ti y a tu institución le conviene. Las otras causas, son una pérdida de tiempo, no te darán los beneficios que andas buscando. 


-          Pero sí alguien se da cuenta de las cosas chuecas que realizas y te denuncia con su justo derecho, porque estas recibiendo dinero a nombre de los GLBT, entonces empieza con tus allegados una campaña fuerte de desprestigio para el que te denuncio. Haz campañas sucias en contra de ellos. Riega el chisme entre tus coidearios que tus adversarios son  traumados, fracasados, perdedores, odiadores. Recalca al resto  que  tú eres un buen líder espiritual, confiable, honesto…Tal como los que te protegen y te socapan.

-          Crea premios y reconocimientos, para que los entregues a los que te caen bien, a los que son de tu gallada, a los que actúan según tus conveniencias.



-          No hagas nada por convicción sino por ambición. 

            Siempre trata de hacer algo para ser parte de la Historia, para  dejar precedentes,
porque quieres que  tu nombre quede en alto. 


-        
 En todo lo que hagas ve cómo puedes obtener  dinero a nombre de la comunidad GLBT o de la digna causa que tú representas. Si no hay dinero, no muevas un dedo.  El activismo GLBT farandulero ecuatoriano se basa en un solo principio “Yo defiendo las causas en que yo solamente me beneficie”. 

-          Declárate que eres uno de los mejores activistas, el resto no vale. Es bueno elevarse la auto estima, aunque sea mintiéndote a ti mismo.  Gracias a ti se ha logrado todo. Lo que hayan hecho otros no importa. Tú eres el mejor, el que más hace, el que más trabaja, el que más lucha por tu comunidad. El resto no ha hecho nada, según tú, absolutamente nada.


-          Créate en las redes sociales perfiles falsos, con esos también puedes hacer maravillas, puedes poner tu opinión en contra de los otros, hacer memes, insultar, denigrar, incluso te puedes apoyar a ti mismo. Publica anónimamente todos los insultos programados en tu pequeño cerebro en contra de aquel a quien no le soportas, aquel que te denuncio, aquel que sabe que tú  no eres realmente lo que aparentas.   Según tú, la gente GLBT es idiota,  jamás  se darán cuenta.

-          Cuando cualquier otra persona denuncie algo ilegal del cual eras “cómplice”, inmediatamente responde – No me consta…

No tienes idea lo bien que  resulta el hacerse el tonto en estos casos.

-          Siempre lleva la contraria. A los activistas faranduleros ecuatorianos se les ha llegado a llamar “Los Contreras”. Son expertos en esto. No importa si la causa es buena o mala, siempre lleva la contraria. Recuerda como buen miembro de la farándula, tú siempre tienes la razón.

-          Irrespeta los logros de otros. A la final invisibizalos y presenta todos esos logros como tuyos.

-          Aunque el activismo farandulero GLBT ecuatoriano es  generalmente anti religioso y no tiene idea de lo que la espiritualidad trata porque si lo supieran, conocerían claramente que con “la espiritualidad no se juega”, peor a pesar de eso…eclárate ser el dueño de la verdad. Solo tú la posees, el resto está equivocado. Tu modo de ver la vida, es el único válido. 
   
"Divide y Vencerás"... tiene que ser otro de tus lemas. Al diablo con la "comunidad"...lo que interesa
 es que yo siempre gane.

-          Tú, solamente tú mereces toda la gloria, la alabanza del mundo.
No hay Activista tan grande como tú… No lo hay… No lo hay.

            Por último, aunque te declares ateo, y para nada te interese la espiritualidad.
Da gracias a Dios de no ser como el “Francisco Guayasamin”.
No puede existir en la tierra un ser tan malvado como este hombre. 


-      
Atentamente, 

El terrible del
FRANCISCO GUAYASAMIN

martes, febrero 16, 2016

FALSOS LIDERAZGOS GLBT EN ECUADOR



¿Existe en Ecuador una organización o persona que represente a la comunidad Lgbti? ¿Quién otorga ese derecho? ¿Quién debe asumirlo? ¿Basta la realización de una asamblea para formar una Federación de Organizaciones Lgbti? Varias preguntas me asaltan al respecto, luego de haber escuchado una entrevista que le hiciera la periodista Janeth Hinostroza al activista transgénero Giovy Jaramillo, quien afirma la existencia de tal federación mientras replica un pronunciamiento de otra activista, Pamela Troya, con respecto a la positiva labor que los periodistas llevan a cabo al amplificar las demandas de la diversidad sexual.

Para Jaramillo el trabajo de los colectivos tiene una historia de más de 20 años. Y es verdad. La lucha empezó desde antes de la despenalización de la homosexualidad (1997) y fue liderada principalmente por poblaciones trans.

No empezó ni ayer, ni hace dos o tres años con la campaña del Matrimonio Civil Igualitario que abandera Troya. Conozco a los dos activistas. Con ambos he compartido momentos de trabajo. Creo, sin embargo, que ninguno representa a los grupos en cuestión.

Cada uno, como tantos otros que hay en el Ecuador, ha luchado en su momento (y lo siguen haciendo) en pos de sus demandas, pues los mandantes de turno, a pesar de haber aceptado algunos derechos (nada es gratuito, ante los cambios históricos a favor de las personas sexualmente diversas que han sucedido en la región y en gran parte del Planeta en las últimas décadas, ningún Estado puede cerrar los ojos), no han conseguido ser equitativos.

En temas de género y sexualidad ha pesado la balanza conservadora judeocristiana. Sobre todo en el Gobierno, que ha tenido que encarar las mayores demandas. Los activistas en cuestión, y otros que han copado los medios en el último lustro, trabajan también por sus intereses personales. No solo por aquellos del sector al cual pertenecen. Sobre todo quienes se encuentran muy apegados a este oficialismo (¿paradójico, no?), olvidándose que es fundamental encontrar puntos en común para que las necesidades de todas las personas vulneradas sean solventadas. 

Pedro Artieda

Fuente: http://lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101912928#.VsMm3_nhDIV 

domingo, octubre 11, 2015

QUITO, MI CUIDAD FRANCISCANA Y PACATA

Quito mi ciudad franciscana y pacata,
de falda larga de paño
con ligeros de encaje y entrañas de fuego,
con un guagua a cuestas y héroes muertos por amantes…
Que te pones gafas oscuras, 
para no mirar tus harapos de mendigos; 
eres quisquillosa con los que son diferentes
y tratas de chagras a los que vienen de afuera.




Tu, la ciudad de chullas de frac y carishinas de alta sociedad,
que no permite que sus hombres se volteen; 
ni tocar la cara de otro hombre con sensualidad,
pensando el que dirá la sociedad…

Quito, nombre de chico cuando te conviene,
para ser amante de un Ruco Pichincha,
re recuestas y prendes tu cuerpo de luces,
te entregas en la oscuridad y te abres de nalgas para ser poseído por el Ruco
y miles de personas se convierten en esperma que deambulan por tus entrañas; 
y es por eso que una vez al año te vistes de viuda,
con ganas de cobrar caridad al que quiera pasar por tus calles…
Te tuerces, te afeminas y echas plumas toda la noche,

tratando de provocar a otros hombres que pasan por ahí,

pero cuando el calor de la ceniza se termina 
y la basura invade tus calles como vomito,
abres tus ojos llenos de culpa,
pero la resaca no duele la cabeza,
sin el alma al recordar.

Tu alma llena esta de chuchaqui moral, 
por haber permitido que tus hombres se travistan 
y terminen empapados de perfume barato 
y saliva ajena de un buen amigo, casi hermano, casi amante…
Quieres otro trago, para entrar en transe y olvidarte de ti,
pero ya no es lo mismo, 
el sol ha matado la magia de tu vestido negro de noche.
Limpias tus culpas en la misa del Divino Niño,

vuelves a ser la curuchupa, la franciscana…

tu cuerpo recostado ha crecido de norte a su sur,
has parido nuevos barrios, 
ya no eres la niña que estaba limitada por quebradas,
has empezado a engordar,
te ensanchas día a día,
estás a punto de reventar,
tus débiles calles como arterias ya no soporta más…
por más que te maquilles,
no lo puedes negar,
los años se reflejan en tus esquinas vacías, 
¿Dónde están los niños que jugando con canicas de cristal y trompos de guayacán;
ya no escuchas a los jóvenes bohemios y serenatas quiteñas?...
Pero dentro de tus entrañas fluye sangre nueva que te mira de otra manera;
Quito la liberal, la de la diversidad, la pluricultural, la comelona, la sexual, 

la religiosa, la artesana, la que se quiere recuperar del olvido, 

la que no tiene miedo a mirar de su dualidad, 
despierta Quito fumador pasivo, 
jóvenes valles te rodean y te desean 
“porque gallina vieja da buen caldo”, 
tu antigüedad te da un aire de sabiduría ancestral; 
mírate puedes avanzar, quiero que mis sobrinos 
y sus hijos te conozcan no como la antes, sino la que puede mejorar, 
la que supera sus traumas egoístas, 
sus tabúes sexuales, 
sus medios y  homofobias.


Daniel Moreno
Tomado del libro KITUS DRAG QUEEN